Opinión


C.C.P. Ulrich Richter Morales abogado litigante y activista

C.C.P. Ulrich Richter Morales abogado litigante y activista | La Crónica de Hoy

De acuerdo con Tim Berners Lee, creador de la World Wide Web o interntet, la era digital tiene su lado negativo y es el que la desinformación se disemina fácilmente. Una herramienta tan poderosas como Google, Facebook, Twitter e Instragram han demostrado que pueden ser armas peligrosas cuando se utilizan con dolo. Así, la potencia y penetración de las redes cobraron una nueva víctima, Armando Vega Gil, integrante de Botellita de Jerez.

El choque entre dos derechos, a la libertad de expresión y al de que se rebase ésta, está causando, a veces deliberadamente, perjuicio a personas pudiendo afectarlas en su patrimonio, su reputación, su salud y su vida, como fue el trágico caso del músico mencionado, que vio su carrera hecha pedazos y con ella su futuro, por lo que decidió quitarse la vida. Así de fuerte y a ese nivel de trascendencia puede ser una sola publicación en estas redes sin las cuales es difícil explicar hoy las tendencias sociales, económicas y políticas en el mundo.

Si bien deberíamos partir de la base que toda noticia debe tener como origen la realidad, es un hecho que en la era del internet, las fake news y la difamación anónima son frecuentemente usadas. La fuerza que tiene por ejemplo la frase “googlealo”, implica que lo que encontremos en este océano de información es un punto de partida para formar criterio, muchas veces sin cuestionarnos sobra la veracidad de lo publicado.

Las fake news no surgen con las redes sociales, solo las potencializan, así lo señala con mucho detalle Ulrich Richter Morales, abogado que llevó a juicio a Google por negarse a bajar una página que contenía información falsa que le afectaba en su reputación como ciudadano y como profesionista.

Richter, autor de El Ciudadano Digital, fake news y la posverdad en la era de internet, señala que la mentira tradicional pretende ocultar y la moderna destruir y reconstruir la “verdad”. Según el abogado, a través del internet se han afectado, en muchos casos, principos fundamentales como el derecho a la dignidad y a la intimidad. Así también, sin menospreciar sus grandes beneficios, el internet es el medio para la comisión de delitos como piratería, pornografía infantil, fraudes informáticos, hacking y robo de identidad entre otros.

Al haber cosas negativas e ilegales se tiene que hablar de la posibilidad de regular la red, sin restringir los derechos constitucionales que tenemos, pero entendiendo que cuando estos se rebasan pueden afectar a terceros, vulnerando a su vez sus propios derechos, llegando a causar tragedias como la de Vega Gil, que se repiten todos los días entre el anonimato de tantas personas que no son necesariamente famosas.

La regulación que sugiere el autor debe contener parámetros para que, en caso de que el internet se use para realizar conductas ilegales, como afectar el derecho al honor y la reputación, estas no queden impunes, es decir, que haya una sanción, pero conceptos como la nube hacen que el domicilio se convierta en algo a veces sin sentido, quedando fuera de una jurisdicción específica, lo que complica las consecuencias jurídicas.

Los algoritmos y el big data que tanto se utiliza para la publicidad por internet, pueden funcionar contra las fake news, según concluye Richter. ¿Habrá algún día más responsabilidad de empresas y consecuencias para los involucrados? Es sin duda el gran debate que genera tragedias como esta.

 

maximilianogarciap@gmail.com
Twitter: @maximilianogp

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -