Opinión


Celebra ONU Día por víctimas por causas religiosas

Celebra ONU Día por víctimas por causas religiosas | La Crónica de Hoy

Por primera vez en la historia, el pasado 22 de agosto se celebró el Día Internacional de las víctimas de actos de violencia basados en la religión y las creencias, de acuerdo aconuna resolución de la Asamblea General de la ONU, a raíz de una propuesta de Polonia que recibió amplio apoyo de Estados Unidos, Canadá, Brasil, Egipto, Irak, Jordania, Nigeria y Pakistán.

Esta conmemoración debe iniciar con “un proceso que lleve a la comunidad internacional a un plan de acción coordinado para poner fin a la persecución religiosa y prevenirla en el futuro, pues es deber de las Naciones Unidas, de los gobiernos y de los actores políticos, hacer cumplir el derecho humano de la libertad religiosa, mediante acciones concretas”, se dijo como parte de los discursos.

El informe del 2016 sobre libertad religiosa, de la Fundación de la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada, tuvo como principal conclusión que la violencia extrema está presente, principalmente, en contra de los cristianos en el mundo.

El informe revisa la situación de 196 países, de los cuales, en 38 hay graves violaciones contra la libertad religiosa. De estos, en 23 hay persecución religiosa y en 15 un elevado grado de discriminación, y suman 334 millones de cristianos los que viven en países donde se da de manera más notoria esta persecución, y 60 millones viven en países donde padecen discriminación. El estudio también revela que en uno de cada 5 países han sufrido ataques islamistas radicales, y una de cada tres personas en el mundo vive en un país sin libertad religiosa.

Este informe mundial señala que se requiere de una nueva definición de lo que se puede llamar “híperextremismo islamista”, caracterizado por su intento de eliminar toda forma de diversidad religiosa, con actos tan crueles como las crucifixiones y el quemar vivas a las víctimas. El informe también usa, por primera vez, la palabra “genocidio”, al haber “un sello distintivo de sus evidentes intenciones”, aplicada en contra de los yazidíes, a quienes el Daesh trata de destruir desde el 2014.

Solo en tres países ha mejorado el clima de violencia por estas causas: Egipto, Bután y Qatar; en 14 países las condiciones han empeorado y en 21 no hay señales de cambio.

De los países donde ha empeorado la situación, nueve están sometidos a la presión extrema de la violencia islamista: Pakistán, Sudán, Tanzania, Yemen, Bangladés, Indonesia, Kenia, Libia y Níger, y en siete más hay agresión de actores no estatales así como represión estatal: Afganistán, Irak, Siria, Nigeria, Arabia Saudí y los Territorios Palestinos.

México no es ajeno a esta situación pues las cifras demuestran que se ha convertido en un país peligroso para el ejercicio del sacerdocio, dado el alto número de clérigos asesinados, principalmente por el crimen organizado y el narcotráfico. Desde 1990 suman 55 clérigos asesinados, y justo en el Día de esta celebración internacional, fue asesinado en Matamoros, Tamaulipas, otro sacerdote: el párroco José Martín Guzmán, de la Iglesia de Cristo Rey.

 

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -