Mundo


Chile se prepara para deshacerse de una vez por todas de Pinochet

El Senado anuncia un referéndum en abril para que los chilenos decidan si quieren liquidar la Constitución vigente, aprobada por el dictador. Encuestas dan 80 por ciento de apoyo a nueva carta magna

Chile se prepara para deshacerse de una vez por todas de Pinochet | La Crónica de Hoy

La clase política chilena, oficialismo y oposición alcanzaron en la madrugada del viernes un acuerdo, anunciado en la mañana, para convocar un referéndum para que el pueblo chileno decida, en abril de 2020, si avala que se cree una nueva Constitución.

Las encuestas indican que alrededor de 8 de cada 10 personas en el país están a favor de deshacerse de la actual carta magna, aprobada por el dictador ultraderechista Augusto Pinochet en 1980.

El rechazo a la Constitución de Pinochet ha quedado patente durante las cuatro semanas ininterrumpidas de protestas que se cumplieron ayer, y radica en que el texto de 1980 pavimentó el camino para la privatización de los grandes servicios básicos del país, como la sanidad, la educación o las pensiones.

Con este anuncio, el gobierno aspiraba a pacificar las calles, donde también se han vivido graves episodios de violencia, en múltiples enfrentamientos entre manifestantes y policías que han dejado de momento un saldo de 22 muertos y más de 200 personas que han perdido algún ojo. De hecho, la represión que los Carabineros, la policía militar, ha desatado numerosas denuncias de violación de los derechos humanos.

Pero por otra parte, con este acuerdo, gobierno y oposición trataron de apaciguar a los mercados, después de tres jornadas consecutivas de caída en picado del peso chileno, que el jueves marcó un nuevo récord en su tipo cambiario frente al dólar estadunidense. Y efectivamente, las bolsas ayer repuntaron y la moneda chilena frenó su caída.

“NUEVO PACTO SOCIAL”. “Este acuerdo es un primer paso, pero un primer paso histórico y fundamental para empezar a construir nuestro nuevo pacto social. Estamos seguros de que nos permitirá reencontrarnos y construir un mejor país, un país más justo, más inclusivo y, lo más importante, un país más unido”, dijo el secretario del Interior, Gonzalo Blumel.

CONSTITUYENTE ABIERTA. En el referéndum de abril, los ciudadanos deberán elegir no sólo si apoyan o rechazan la actual carta magna, sino que también deberán indicar qué tipo de proceso constituyente desean llevar a cabo, en caso de ganar la opción reformista. La primera opción presenta una convención compuesta al 50 por ciento por parlamentarios y ciudadanos electos especialmente para tal misión, y la segunda plantea una convención elegida al 100 por ciento en una elección especial. Esta elección ocurriría en octubre de 2020.

TABULA RASA. Además, la propuesta plantea que la nueva Constitución sería no una reforma de la actual, basada en los artículos presentes en el texto de Pinochet, sino que se redactaría desde cero. El órgano resultante de la elección constituyente tendría nueve meses de plazo para redactar la nueva carta magna, que, una vez concluida, deberá someterse de nuevo a un referéndum para su aprobación definitiva.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -