Opinión


Choque de Trenes

Choque de Trenes | La Crónica de Hoy

Choque de Trenes

No hay nadie en Morena que no lo note. Hay una sola vía y dos trenes que circulan a toda velocidad rumbo al encontronazo.

Un tren lo conduce Bertha Luján y el otro Yeidckol Polenvsky, respectivamente presidenta del Consejo y dirigente nacional del movimiento, que no partido, que llevó a la Presidencia a López Obrador.

Las duelistas y sus equipos no toman en cuenta a nada ni a nadie, ni siquiera al Tribunal Electoral cuyas disposiciones las tienen sin cuidado.

Mientras ellas piensan cómo eliminarse una a la otra, se retrasan los trabajos para institucionalizar al Movimiento de Regeneración Nacional, o lo que quede de él, después del choque inminente.

 

UNAM. Diálogo y más diálogo

Luego de varias semanas en que los radicales de ambos lados mantuvieron un costosísimo paro de actividades, finalmente una amplia mayoría de la comunidad estudiantil de la Preparatoria 7 está dispuesta a dialogar con las autoridades y regresar a clases.

Los alumnos informaron, a través de sus redes sociales, que el lunes “entregarán el plantel” y revisarán “los acuerdos finales”.

Los alumnos muestran madurez y compromiso con la comunidad. Las autoridades universitarias tienen la obligación no sólo de atender los pendientes, sino de consolidar el vínculo con
su comunidad.

Nadie quiere profesores que hostiguen sexualmente a sus alumnas. El diálogo es la vía universitaria de solución de conflictos.

 

Vicio añejo

Los superdelegados han puesto a trabajar horas extra al equipo de la titular de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

La dependencia y la secretaria emprenden un cuesta arriba en su credibilidad frente a la ciudadanía,
luego del descalabro que supuso la exoneración de Manuel Bartlett.

Los superdelegados le están dando tela de
dónde cortar.

La verdad es que la figura misma, la concentración en una sola persona de múltiples atribuciones federales en un estado de la República, es un exceso que no ha dado los resultados esperados.

Además del sonado caso del exsuperdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí, y el de Tamaulipas, Gómez Leal, al menos otros seis podrían ser llamados a rendir cuentas acusados de usar los programas sociales para proselitismo político, un vicio añejo que no se ha podido erradicar.

 

Finta y contención

Los migrantes hicieron la finta de que regresaban a sus lugares de origen, pero no, fue una finta.

Se reagruparon y volvieron a intentar llegar a México.

De hecho cruzaron la frontera. La Guardia Nacional los contuvo dentro de territorio nacional y realizó docenas de arrestos.

Los arrestados, o rescatados, como dice el eufemismo oficial, serán deportados
cuanto antes.

El nuevo choque deja en claro que el problema de las caravanas migrantes no tiene fecha caducidad. Va para largo.

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -