Academia


Científicas del IPICYT hallan organismo tolerante al arsénico

El ser vivo microscópico fue colectado en aguas superficiales contaminadas cerca de Matehuala, SLP, dice Nadia Martínez

Científicas del IPICYT hallan  organismo tolerante al arsénico | La Crónica de Hoy

La estudiante de doctorado Yadira Jazmín Mendoza, bajo la tutela de la doctora Nadia Valentina Martínez Villegas, del Instituto Potosino de Ciencia y Tecnología (IPICYT), descubrió un microorganismo excepcional, que habita en agua contaminada con arsénico, que es uno de los elementos naturales más tóxicos del planeta. Este hallazgo fue publicado en la revista científica Environmental Pollution, tras una evaluación en tiempo récord de sólo 5 días, porque el reporte estuvo plenamente justificado en todo sentido. 

En entrevista con Crónica, la líder del proyecto Nadia Martínez Villegas, informó que el ser vivo microscópico fue colectado en aguas superficiales contaminadas cerca de Matehuala, San Luis Potosí, y que se le asignó el nombre de Paracyclops chiltoni.

“Llamamos a este tipo microorganismos extremófilos porque viven en lugares con condiciones ambientales extremadamente hostiles. Cuando lo localizamos quisimos responder muchas preguntas, por ejemplo, si tenía mecanismos especiales para evadir el arsénico, pero luego estas preguntas cambiaron porque medimos la presencia de arsénico dentro de su organismo y los datos nos informaron que estaba incorporando ese elemento. Después enfocamos nuestra atención en buscar dónde podría estar incorporando el arsénico y encontramos datos de que quizá lo está incorporando en su tracto intestinal. Esta es una pregunta interesante y para responderla se requieren más estudios, pero vale mucho la pena este trabajo porque nos puede ayudar a entender cómo un ser vivo lleva a cabo procesos de detoxificación de un elemento tan agresivo como el arsénico, causante de numerosos trastornos químicos y biológicos”, explicó Martínez Villegas a este diario.

“Al demostrar que hay un organismo puede vivir en aguas tan contaminadas podemos plantear muchas preguntas nuevas pues esta forma de vida puede encerrar muchas respuestas. La identificación del organismo ha sido muy emocionante para todo el equipo”, apunta la Investigadora de la División de Geociencias Aplicadas del IPICYT,

El reporte de todos los hallazgos se publicó con el título: “Paracyclops chiltoni habitando agua altamente contaminada con arsénico: química del agua, estructura de la población y distribución de arsénico en el organismo”. En el artículo, la doctora Martínez Villegas comparte crédito con la estudiante de doctorado Yadira Jazmín Mendoza Chávez.

“En este trabajo hay un enorme esfuerzo de Yadira Jazmín, cuyo artículo de investigación fue reconocido por el Editor de la revista Environmental Pollution como Aceptable para publicación en un tiempo récord menor a 5 días, algo que muy raramente sucede en el ambiente científico y que sólo pasa con trabajos perfectamente justificados en todo sentido”, detalla la Doctora en Ciencias del Suelo por la Universidad Estatal de Pensilvania.

Martínez Villegas detalló que durante el trabajo de investigación se recolectaron muestras de agua y zooplancton durante un período de 4 años y se determinaron los siguientes parámetros fisicoquímicos: temperatura ambiente, temperatura del agua, pH, conductividad eléctrica (CE), sólidos disueltos totales (TDS), potencial de oxidación-reducción (ORP), oxígeno disuelto (OD), cationes y aniones principales, así como la concentración de arsénico total. 

“A mi me gusta estudiar el agua desde una perspectiva de complejidad porque tanto el agua como el suelo son como reactores donde ocurren muchos procesos químicos y algunos procesos físicos, cuando además está presente un organismo vivo, aumenta mucho el grado de complejidad para el análisis”, dijo la investigadora del IPICYT. 

Nadia Martínez Villegas, indica que parte de los resultados obtenidos podrían ayudar a comprender mejor los procesos de metilación del arsénico en organismos acuáticos de agua dulce y el ciclo del arsénico en la cadena trófica, donde el humano es uno de los últimos consumidores.

Microorganismos de longitud típica. Los organismos que fueron localizados en superficies contaminadas de Matehuala, por el equipo de investigación del IPICYT, habitan en agua dulce con concentraciones de arsénico de 53,64 ± 10,58 mg / L y los organismos de Paracyclops chiltoni expuestos a este contaminante mostraron una acumulación de arsénico (hasta 9,6 ± 5,4 mgAs / kg) en su cuerpo, probablemente en el tracto digestivo, así como abundancia y longitud típicas de su especie, mismas que mostraron una relación con la temperatura ambiental y los niveles de óxigeno disuelto en el agua. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -