Metrópoli


Cientos protestan vs. violencia de género; radicales causan destrozos

Alrededor de las 18:30 horas del día de ayer, mil 200 mujeres se reunieron en la Glorieta con el fin de exigir justicia por todos los casos de feminicidios y de violencia de género que han ocurrido en seis meses.

Cientos protestan vs. violencia de género; radicales causan destrozos | La Crónica de Hoy

Un grupo radical de feministas causó destrozos en la Glorieta de Insurgentes durante la protesta contra la violencia de género, en la que el grueso del contingente exigió de forma pacífica la resolución de todos los casos en los que las mujeres han sido víctimas de algún delito como los de Leslye, Daniel y la adolescente presuntamente violada por policías capitalinos.

Alrededor de las 18:30 horas del día de ayer, mil 200 mujeres se reunieron en la Glorieta con el fin de exigir justicia por todos los casos de feminicidios y de violencia de género que han ocurrido en seis meses. “Yo sí les creo, yo sí les creo”, era lo que se escuchaba por todas las que se reunieron en el sitio, además de pancartas y banderas que adornaron el sitio.

Pero las agresiones comenzaron cuando el contingente caminó hacia la avenida Insurgentes para cerrarla; en el trayecto pintaron los negocios de la calle de Liverpool y posteriormente rompieron los cristales de la estación del Metrobús, además de amenazar y lanzar objetos a los hombres que presenciaban los hechos.

Incluso, minutos antes de que las inconformes marcharan a la avenida, pintaron la entrada a la estación del Metro, los pisos y las letras que representan la CDMX con consignas que decían, “Ni una más” o “#EllosNoMeCuidanMeViolan”.

Al estar frente a una unidad del Metrobús, al menos una veintena de mujeres con el rostro cubierto detuvo la marcha del articulado y comenzó a pintarla desde el parabrisas hasta los costados de la unidad.

Pasando las 17:00 horas el contingente, conformado por cientos de mujeres, dio la vuelta a toda la Glorieta y al estar frente a la estación del Metrobús— dirección Indios Verdes— las encapuchadas comenzaron a lanzar diamantina a las personas que esperaban otro camión y de un momento a otro una chica con un martillo rompió los cristales de la estación al igual que los espacios publicitarios.

“Mujer, no seas indiferente”, gritó una de las jóvenes que pintaba con una lata de aerosol la estación, y mientras realizaban los actos vandálicos las encapuchadas aplaudían, y comenzaron las agresiones a los hombres de medios de comunicación y a todo aquel varón que pasara por el lugar.

Al seguir con la vuelta a la glorieta se colocaron frente al edificio de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) donde el grupo de Ateneas de la policía resguardaba la entrada; en el resto de la zona no hubo presencia policial a lo largo las casi cinco horas que duraron los actos vandálicos. 

Una vagoneta que se encontraba estacionada en el lugar comenzó a ser destruida y vandalizada por las encapuchadas, que desmontaron los faros del vehículo y los utilizaron como proyectiles contra los elementos de seguridad que resguardaban la zona.

Mujeres ajenas a ese colectivo de feministas radicales, prefirieron dejar el lugar o presenciar los hechos desde otro sitio, pues muchas decían que no buscan solucionar los problemas de violencia en la capital rompiendo cristales y agrediendo a policías.

Pasadas las 21:00 horas, el mismo contingente de mujeres con el rostro cubierto tomó la estación de policía ubicada en la calle de Florencia, a donde ingresaron y destruyeron equipo de cómputo, rompieron cristales y quemaron mobiliario de la SSC.

Hasta el cierre de esta edición las encapuchadas permanecían en la calle de Florencia pintando negocios y agrediendo a policías preventivos que llegaron al sitio para evitar daños a comercios ubicados en la zona de conflicto.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -