Nacional


Somos vitales contra el COVID, ¿y quieren recortarnos 75%?: Cinvestav

Redirigió su presupuesto a analizar médicos, enfermeras y maestros, a validar pruebas rápidas... Señala que padece estrechez presupuestal y una disminución sería prácticamente el cierre del centro.

Somos vitales contra el COVID, ¿y quieren recortarnos 75%?: Cinvestav | La Crónica de Hoy

El Cinvestav replicó miles de kits para extraer ARN que se están usando para detectar y contener a la enfermedad.

Sobre el Cinvestav, centro de investigación avanzada del Politécnico, pesa la amenaza de 75 por ciento de recorte sobre su presupuesto para compras y para contratar servicios y especialistas que complementen a su personal de planta; esta semana fue convocado por el gobierno de la 4T a presentar sus argumentos para evitar el recorte y el Cinvestav lleva lo siguiente:

Cuando llegó el COVID-19, el Cinvestav redirigió acciones y presupuesto a combatir la pandemia: analizó a médicos y enfermeras del Seguro Social, ISSSTE y de la Secretaría de Salud Federal para corroborar que no estuviesen contagiados, hizo lo mismo con docentes de la SEP y personal esencial de otras dependencias esenciales; auxilió a la Cancillería a validar pruebas rápidas que serán vitales en la etapa de la pandemia que se abre este lunes. Todo eso a partir de movilizar los capítulos presupuestales que ahora quieren recortar.

El argumento del Cinvestav es que se trata de un contrasentido que uno de los puntos más exitosos al momento de afrontar la crisis, vaya a ser ahogado al retirársele los recursos económicos.

El Cinvestav, de acuerdo a documentales en manos de Crónica, expondrá además que ya se encuentra en una situación de estrechez presupuestal, por lo que hablar de despilfarro o de corrupción está lejos de justificar lo que sería prácticamente el cierre del centro ante la falta de recursos operativos.

Como ejemplo a la necesidad de conservar la capacidad de que el Centro realice compras, está que el Cinvestav replicó miles de kits para extraer ARN que se están usando en estados del país para detectar y contener a la enfermedad.

En el caso del personal de sector salud, el Centro realizó diagnósticos moleculares, algo esencial en el caso de una pandemia que ataca también a las filas de médicos y enfermeras que la enfrentan. El centro también comenzó análisis similares con miembros de la Guardia Nacional y la demanda tiende a ascender.

Se debe igualmente al Cinvestav que pruebas COVID procedentes de chinas hayan sido validadas para ser utilizadas en México, lo mismo que una más de fabricación estadunidense.

Por ahora, el Cinvestav tiene sólo la orden de no utilizar el 75 por ciento de su presupuesto originalmente asignado en materiales y suministros, así como en los servicios generales. Tiene también una promesa algo vaga de que podría ser declarado una excepción no sólo entre los órganos públicos, sino entre los centros de educación superior y de investigación científica a los que reiteradamente se les ha negado la posibilidad de revisar esta orden que busca liberar recursos públicos y encaminarlos a los apoyos directos amlistas.

El Cinvestav llevará su impresionante “currículum” que incluye más de 14 mil politécnicos cuya formación no hubiese sido tan sólida de no haber pasado por sus instalaciones. Aún más, en este momento 4 mil estudiantes más están pasando por allí.

 

 

Comentarios:

Destacado: