Opinión


Cofepris a máxima velocidad

Cofepris a máxima velocidad | La Crónica de Hoy

La distribución de medicamentos a los hospitales del sector salud a nivel nacional es uno de los principales desafíos que enfrenta el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Es cierto que el voluntarismo político y los ideales políticos constituyen un elemento que puede nublar la visión de quienes deberían ejecutar las políticas públicas con las mejores prácticas. Mucha buena voluntad, ideales y buena fe, pero sin orden ni prioridades podrían ser elementos muy riesgosos y contrarios al nuevo esquema de salud y a la inversión en medicamentos sin sobreprecios. En la Cofepris se han comprometido a aprobar en tiempo récord los registros sanitarios para garantizar la bioequivalencia y la seguridad de los medicamentos que se están comprando en el extranjero. De la misma forma, sabemos que el personal especializado de Cofepris está visitando a marchas forzadas las plantas de laboratorios a los que se están comprando fármacos como antirretrovirales para padecimientos como SIDA o Hepatitis C y oncológicos. Viajan de manera constante para encontrar a los mejores proveedores. La revisión de las plantas es minuciosa y las inspecciones revisan que se cumplan exactamente las mismas condiciones que se exigen aquí a laboratorios como PISA que, por cierto, mantiene fuera de operación su línea de producción de oncológicos. Ya les contaré más sobre estas diligencias que los expertos de Cofepris realizan para garantizar la seguridad de medicamentos que, como en el caso de los antirretrovirales para la hepatitis, se logró su adquisición a precios muy bajos y que permitirán salvar muchas vidas. La clave, sin embargo, es que esa maquinaria de trámites, procesos y registros sanitarios funcione a la perfección para garantizar la competencia y la seguridad para millones de pacientes.

 

Colusión vs distribución

privada de medicamentos

Pero en la entrega de esos fármacos que se compran más baratos sí hay problemas. Así que no será extraño escuchar que no hay medicamentos en los hospitales. Le informo que, a pesar de que la Oficialía Mayor de Hacienda asignó en octubre del año pasado al menos tres contratos para la entrega de medicamentos en cada hospital, y es que la decisión de sacar del mercado a los laboratorios como PISA que controlaban también la llamada entrega de última milla no está funcionando. Le comento que este escollo en la competencia que busca el gobierno federal y la Secretaría de Salud en la distribución de fármacos podría estar relacionada con la resistencia de personal de los hospitales a cambiar de proveedor. Aunque las empresas de paquetería contaban con una red logística y de cadena de frío certificada por la COFEPRIS, para mantener medicamentos como Metotrexato con temperaturas de entre 15 a 25 grados, Ciclofosfamida de 15 a 25 grados, Vincristina de 2 a 8 grados; Cisplatino 15 a 25 grados. El problema es que, aunque parezca increíble, en algunos hospitales no reciben el medicamento. Lo necesitan, lo saben, pero no quieren recibirlo a pesar de que los pacientes lo están esperando. Hay resistencias, insisto. La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, podría investigar por qué se han registrado problemas con la entrega de medicamentos en los hospitales ISSSTE -SILODISA, CCINSHAE, IMSS Michoacán, en el Almacén de Programas Especiales y de Red de Frio del IMSS, en la SSA Veracruz. Increíble lo que argumentaron trabajadores del sector salud:

Que no podía recibir de una empresa de paquetería; que ellos no sabían que iban a recibir medicamento; que no se llevaba factura y ficha técnica del medicamento como lo hacen los laboratorios (PISA-DIMESA bajo investigación de la Secretaría de la Función Pública); que desconfían del cuidado que le han dado en su almacenaje; que los dejan esperando varias horas y al final no reciben los medicamentos oncológicos, por ejemplo. ¿Falta coordinación? ¿Por qué a laboratorios como PISA y DIMESA no les ponen obstáculos para entregar?

 

Televisión de exportación

Usted se sorprendería al conocer el nivel de audiencia que captan algunas producciones de la televisión abierta. Esta industria, que genera millones de empleos, no sólo sostiene una derrama económica constante a diferencia de otras opciones como los contenidos vía streaming. Tómelo con reservas, pero algunas plataformas bajo demandas han llegado a trabajar en el ámbito de la informalidad. En otras palabras, vienen y graban series, películas o contenidos en nuestro país sin pagar impuestos.

 

claudiavillegas@revistafortuna.com.mx
Twitter: @LaVillegas1

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -