Opinión


Cómo resolver la crisis del huachicol

Cómo resolver la crisis del huachicol | La Crónica de Hoy

ING. OCTAVIO ROMERO OROPEZA,

DIRECTOR DE PETRÓLEOS MEXICANOS:

 

+La ciudadanía debe participar

porque los problemas comunes

Felipe Calderón Hinojosa

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Un estudio recientemente realizado por la fundación Heinrich Böll, de Alemania y el blog Cartocrítica sobre el sistema nacional de gasoductos de México, planteó como principal problema el “inconveniente” de que “México no tiene un mapa de ductos, según las autoridades, por ‘seguridad nacional’, para no hacer públicos los trazados”.

Como consecuencia de lo anterior, en “las tomas clandestinas —o sea, robos—detectadas en los ductos de Pemex… se pasó de un promedio de 30 al mes en el 2008 a 702 en el 2015”; y para mayor precisión aritmética, reveló que “en el 2008 se tuvieron registradas 367 tomas clandestinas (o robos) y después de siete años se documentaron unas 8,431. Pemex informó que en diciembre último (2018)  tenía registradas 12,581 tomas clandestinas (o robos…).

Además, la fundación Heinrich Böll reveló que el sistema nacional de ductos tiene “una longitud de 68,843.15 kilómetros, lo que equivale a dar 1.7 veces la vuelta a la ­Tierra”, pero su principal problema es que “todos esos ductos se despliegan a lo largo y ancho de tierras propiedad de terceros, entre ciudades y carreteras o en tierras agrícolas, ríos y parajes naturales, incluyendo propiedades privadas, núcleos agrarios, áreas naturales protegidas y territorios indígenas”; pero prácticamente sobrevive sin una vigilancia que le brinde la protección adecuada y necesaria.   “Solo el Estado de Hidalgo contabilizó en el año 2008 17 tomas clandestinas, mientras que en el 2018, una década después, se  llegó a mil 726 tomas clandestinas para el robo de combustible.

Curiosamente, a escasos días de que sucediera el terrible accidente del viernes pasado en Hidalgo, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó la ofensiva contra las bandas de ladrones de combustible que perforaron tomas peligrosas e ilegales a esas tuberías “unas 12 mil 581 veces en el curso del año 2018, a un promedio de 42 por día”, y ayer los delincuentes de siempre provocaron otra derrama de combustible a escasos 10 kilómetros de Tlahuelilpan, el poblado hidalguense de la tragedia que provocó ya la muerte de más de 90 personas…

Esta saga de acontecimientos en tan escaso tiempo ha evidenciado, con claridad total, que los huachicoleros decidieron dar batalla al Gobierno de la República en respuesta al anuncio hecho la semana pasada por el presidente López Obrador de que se les perseguiría, capturaría, procesaría y encarcelaría, a diferencia de las administraciones federales anteriores, principalmente las del siglo actual, que les dejaron hacer cuanto se les dio la gana para enriquecerse con el petróleo, crudo y procesado, que es patrimonio de la Nación entera.

 

Gmail.com: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -