Escenario


Con Dolor y gloria, Pedro Almodovar recibe el premio a Mejor película de la edición 2020 de los Premios Goya

Es la cuarta ocasión que el cineasta español gana el máximo premio que entrega la Academia de Cine Español a lo mejor del séptimo arte.

Con Dolor y gloria, Pedro Almodovar recibe el premio a Mejor película de  la edición 2020 de  los Premios Goya | La Crónica de Hoy

Pedro Almódovar, al recibir su premio a la mejor película. Antonio Banderas, mejor actor. Belén Cuesta, mejor actriz. (Fotos: EFE)

"Hay veces que me ha resultado más difícil un premio aquí que en Hollywood", dijo el cineasta español Pedro Almodóvar apenas después de recibir el premio a la Mejor Película de la edición 2020 de los Premios Goya, que entrega la Academia de Cine Español, a lo mejor del séptimo arte de su país, gracias a su trabajo en Dolor y gloria. Los premios celebraron su 34 edición, con una ceremonia que tuvo lugar por primera vez en Málaga, en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena.

Almodóvar se llevó el premio principal frente a Alejandro Amenábar, el otro gran favorito, que competía con Mientras dure la guerra y se impone también a La trinchera infinita, Lo que arde e Intemperie, las otras aspirantes. Es la cuarta vez en su carrera que lo gana, después de Mujeres al borde de un ataque de nervios, Todo sobre mi madre y Volver, con lo que se convierte en el director español que más veces lo ha conseguido, por encima de las tres veces de Amenábar y Fernando Trueba.

El filme, que tuvo su estreno en la más reciente edición del Festival de Cannes y que está nominado al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa, fue la gran ganadora de la noche al recibir siete estatuillas de las 14 a las que aspiraba; además del premio principal destacan sus premios a Mejor Dirección, Mejor Guión, Mejor Actor Protagonista, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Montaje.

“El cine ha sido la experiencia más importante de mi vida”, aseguró el director español, que se refirió al personaje que interpreta “maravillosamente” Banderas y que es su alter ego en su filme más autobiográfico. “Si lo haces con humildad, con honradez y con ganas de entretener, la gente acaba sintiéndose reflejada en lo que haces”, agregó.

Desde esta noche, Almodóvar tiene diez goyas, al sumar a los siete conseguidos en estos años de carrera a los de guionista, director y productor de Dolor y gloria. Almodóvar se llevó el primer Goya al Mejor Director en el año 2000 con Todo sobre mi madre cuando también ganó el de mejor película, doblete que repitió en 2007 con Volver y que revalida hoy. A eso hay que sumar los Goya de mejor película y mejor guion que obtuvo por Mujeres al borde de un ataque de nervios, y el Goya a mejor película iberoamericana como productor de Relatos salvajes en 2015.

Por su parte, Antonio Banderas, que ganó este sábado su primer Goya al Mejor Actor, desveló, al recoger el galardón, que ayer se cumplían tres años desde que sufrió un ataque al corazón, por lo que recibe el premio como “un regalo para celebrar el cumpleaños”: “No sólo estoy vivo, sino que me siento vivo”, proclamó un Banderas que calificó su trabajo junto a Pedro Almodóvar como “un viaje muy especial, único y distinto a todo lo que había hecho”.

Resaltó “toda la información emocional” que Almodóvar le aportaba y se preguntó cuándo va a tener “la posibilidad” de tener al personaje al que está interpretando “dirigiendo la película”: “Pedro, hace cuarenta años desde que nos conocemos, hemos pasado la movida y hemos trabajado juntos en ocho películas. Nunca he tenido la oportunidad de conocer a un cineasta o artista en general con la lealtad que tú le tienes a tu cine, porque nunca te has traicionado”, dijo Banderas a Almodóvar.

La ganadora del Goya a Mejor Actriz Protagonista fue Belén Cuesta por La trinchera infinita, quien aseguró que “la vida da muchas vueltas”. “¡Qué afortunada!”, exclamó, antes de explicar que empieza el martes a rodar su próximo trabajo.

La segunda película más triunfadora de la noche fue Mientras dure la guerra con cinco estatuillas de las 17 a las que estaba nominada: Mejor Actriz Protagonista, Mejor Actor de Reparto, Mejor Director de Producción, Mejor Dirección Artística y Mejor Diseño de Vestuario.

Pepa Flores (Málaga, 1948) se quedó con el Goya de Honor de esta edición. La que fue Marisol, niña prodigio del cine de los años 60, no acudió personalmente a recogerlo ya que vive retirada de la vida pública desde hace décadas.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -