Academia


Conacyt aprovecha emergencia del COVID-19 e intenta dar madruguete

Con irregularidades, busca conformar las nuevas comisiones dictaminadoras del SNI: ProCienciaMx. Ayer abrió consulta para elaborar Ley General de CTI v Científicos inconformes realizaríamos mitin: Lazcano.

Conacyt aprovecha emergencia del COVID-19 e intenta dar madruguete | La Crónica de Hoy

Conscientes del riesgo por el COVID-19, científicos realizarían un mitin afuera de Conacyt para ­inconformarse por las medidas. (Foto: Archivo)

En medio de la emergencia por el COVID-19, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ha promovido cambios en la estructura del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y convocado a la participación de la comunidad en la elaboración de la Ley General de una forma si bien inoportuna, irregular. Científicos agrupados en la red ProCienciaMx critican estas acciones de la institución que, por otra parte, no ha encabezado a la comunidad científica para buscar soluciones ante el desarrollo de la pandemia que se extiende en el país.

“En México no han habido llamados de Conacyt a la comunidad científica a realizar investigación en esta área, como tampoco la integración de grupos focales de estudio ni elaboración de material informativo confiable relativo a la pandemia o a sus consecuencias, así como tampoco expresiones públicas acerca de este problema”, refirió ProCienciaMx en una carta dirigida a la institución y a la opinión pública.

El pasado 20 de marzo, Conacyt convocó a la “Consulta para la formulación de propuestas de miembros de las Comisiones Dictaminadoras del Sistema Nacional de Investigadores (‘SNI’)”, lo cual, señala la carta, “resulta inoportuno” debido a que “tiene numerosas irregularidades”. Entre éstas se encuentran que el “padrón de elegibles incluye miembros vigentes en estas comisiones, investigadores ya jubilados o desafortunadamente fallecidos, o bien el mismo nombre aparecen en dos áreas de conocimiento distintas; muchos de los elegibles recibieron hasta el 23 o 24 de marzo el correo llamándolos a votar, la encuesta no es anónima, reside en una plataforma privada y tampoco garantiza un seguimiento abierto de resultados como ocurría en ocasiones anteriores”.

Por ello, suscriben, el proceso genera desconfianza y descontento “en un momento en el que tendríamos que estar todos unidos y sumar nuestros esfuerzos en una única dirección”.

A su vez, mediante un comunicado firmado por sus ex coordinadores y actual coordinadora, Julia Tagüeña, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) refirió que no fue considerado en dicha consulta, cuando que está establecido en la ley actual. Más aún, el Conacyt afirma que el FCCyT participa en dicha consulta, pero “se refiere a ‘otro’ Foro, una nueva entidad definida por el Conacyt, no al FCCyT AC histórico. De esta manera, se está cerrando un ciclo de trabajo conjunto y apoyo del FCCyT AC al SNI”.

AD HOMINEM.

Antonio Lazcano, miembro de ProCienciaMx y de El Colegio Nacional, refiere además otras afectaciones sobre la gestión actual del SNI, dirigido por Mario Leo-Winkler. “Como una demostración adicional de su inexperiencia, ineptitud y arrogancia, el doctor De Leo se tardó en sacar las convocatorias y hay gente que pudo haber estado ya en el SNI, no sólo con la beca, sino con la protección que el seguro médico y que ahora están en un limbo porque las comisiones no se han instalado. Se ha hecho un retraso enorme en las elecciones de los nuevos miembros de las comisiones y en éstas las listas de candidatos incluyen a personas que ya fallecieron, lo cual demuestra un descuido e incapacidad absolutamente aterradoras”, abunda en entrevista.

El profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM añade que existe un problema básico en las acciones de Conacyt y su directora, Elena Álvarez-Buylla: “detrás de ese discurso de compromiso social con el que la doctora nos tenía ya completamente saturados, lo que uno ve es un silencio absolutamente aterrador”.

Cuando ocurrió el brote de influenza AH1N1, en 2009, Conacyt formó un grupo focal con aspectos que iban desde la virología hasta la economía, pasando por la búsqueda de tratamientos, apunta. “Ahora no y este silencio refleja una incapacidad y falta de sensibilidad que demuestran lo hueco de las palabras de los directivos actuales del Conacyt”.

Añade que dentro de las modificaciones que buscan hacer al SNI incluso podría haber un mensaje personal que tacha de ridículo. “Han establecido que los representantes ante las comisiones dictaminaminadoras no pueden ser investigadores que hayan demandado al Conacyt. Es un mensaje ad hominem, que va dirigido a la doctora Gloria Soberón y a mí, ella como miembro de la junta directiva del Foro Consultivo y yo por haber demandado ante el intento ridículo de excluirme de las comisiones”.

LEY DE CIENCIA.

Por otra parte, el Foro “verdadero” agrega en su comunicado que tocará a la comunidad científica buscar el respeto a la representación que les corresponde frente al Conacyt y, “más importante aún, incidir en la próxima Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación que marcará el futuro de la ciencia en México”.

Ayer, mediante su cuenta de Twitter, Conacyt lanzó la consulta de participación de la comunidad para la elaboración de un anteproyecto de la Ley General de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación, con la recepción de propuestas hasta el 30 de abril. “Es inconcebible, han perdido el sentido de la proporción”, señala Lazcano. “Si esto se mantiene, habemos un grupo de científicos que, conscientes de los riesgos actuales por la pandemia, estamos dispuestos realizar un mitin frente a Conacyt para denunciar lo que está sucediendo”, añade el Premio Crónica. 

El científico especialista en origen de la vida criticó la forma en que Conacyt y su directora, han procedido aún cuando el gobierno federal ha suspendido sus actividades no sustanciales debido a la emergencia epidemiológica por el COVID-19. “La doctora Álvarez-Buylla es una mujer inteligente con una carrera académica sólida, por lo cual me cuesta trabajo entender estas obsesiones ideológicas y esa rigidez estalinista para proponer un modelo centralista de la ciencia. Lo malo es que esas obsesiones la han llevado a cometer ilegalidades como inventar otro Foro Consultivo, distinto al que ha representado a la comunidad”.

POLÍTICA.

La manera en que se ha desempeñado la directora de Conacyt, acota, debería de ser incluso considerada desde el enfoque político. “Sus aliados políticos en el gabinete deberían darse cuenta de los ridículos que está haciendo y las consecuencias graves de su actitud”.

Frente al panorama actual por el que atraviesa el país y con un Conacyt desenfocado hacia éste y con otras prioridades administrativas y legales en tanto que el gobierno federal ha cerrado sus actividades no esenciales, Lazcano hace una crítica enfática.

“Ante la incapacidad brutal de Conacyt para convertirse en el foco que reúna y coordine los esfuerzos de la comunidad científica, nosotros en ProCienciaMx nos estamos moviendo por otro lado, no obstante, es evidente que estas acciones no serán olvidadas por la comunidad científica. Cuando haya que votar el próximo año, creo que muchos investigadores, científicos, y miembros de la comunidad tendrán presente lo que ocurrió ahora y en función de ello definirán su voto”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -