Bienestar


Consulta clínica digital

Tecnología médica. Contactar a un profesional de la salud es una práctica que cada vez se utiliza más. Debido a que la tecnología avanza más rápido que las regulaciones sanitarias, es necesario conocer las condiciones del contrato que se adquiere al solicitar el servicio. #RetoMiSalud

Consulta clínica digital | La Crónica de Hoy

Te sientes mal, contactas a un médico en línea y por alguna razón las cosas salen mal. ¿Quién asume la responsabilidad?

Cuando se hace uso de este tipo de servicios casi siempre se obtienen los resultados esperados, sin embargo en la estadística existe un factor llamado margen de error, que por mínimo que este sea, existe, y que nunca es deseable que le ocurra a uno mismo.

Dos de las ventajas de contactar a un profesional de la salud a través de internet son la inmediatez y la comodidad de hacerlo desde el lugar en donde se necesite, sin embargo estas facilidades son las que dejan abierta la posibilidad de sumarse al lado negativo de las estadísticas. Al respecto, cabe recordar que en ocasiones los signos y síntomas de una enfermedad son confusos hasta para el mismo médico que revisa de manera presencial a su paciente. Tomando en cuenta esto: ¿qué exime al usuario de proporcionar información errónea al médico que se encuentra del otro lado del monitor o del dispositivo móvil?

En este sentido se destaca que el paciente no está tratando de engañar al médico online, él narra lo que siente y lo que cree tener pero la ausencia de la valoración clínica (tomar pulso, revisar ojos, piel y lengua, escuchar la respiración, entre otros) deja de lado la recolección de datos con los que se elabora el diagnóstico.

Por ejemplo: el paciente describe al prestador del servicio que siente fatiga extrema, dolor muscular y dificultad para concentrarse. Ante la ambigüedad de estos signos y síntomas el médico tratante podrá emitir una recomendación basada en medicamentos de libre acceso o de prescripción, según sea el caso de la plataforma, y la sugerencia de que visite a algún especialista.

En esta primera consulta, que ya se pagó, el paciente queda conforme y sigue las indicaciones, sin embargo se podría estar perdiendo tiempo para el diagnóstico oportuno de enfermedades como fibromialgia o Lyme, trastornos que de manera sigilosa cobran mayor prevalencia entre la población. Por otra parte, médicos de diferentes especialidades como la psiquiatría o la dermatología subrayan que el diagnóstico de varias patologías sigue siendo artesanal, pues para acercarse al dictamen acertado se requiere de la pericia del especialista.

Aun con herramientas como la fotografía y el video que pueden ser transmitidos a través de un teléfono inteligente, el margen de error en este escenario catastrófico sigue existiendo, por lo que queda abierta la pregunta: Si los resultados no son los esperados ¿De quién es la responsabilidad?

Profesionalización de la plataforma. Para evitar que buscadores como Google, Firefox o Yahoo sean las herramientas con las que el paciente elabore el diagnóstico, y además prescriba el tratamiento, hoy día están en línea las plataformas de Blue Medica y Medicato, las cuales se revisaron para fines de este espacio. ¿Cuáles conoces tú?

El objetivo de ambas plataformas es acercar en tiempo real al paciente con el médico, para esto primero debe de haber un registro y después de llenar el formulario, el usuario iniciará su consulta. Es desde este primer paso donde se tendrían que revisar los términos y condiciones que el cliente acepta al momento de contratar el servicio para saber quién asumirá la responsabilidad si es que el resultado no es el deseado, pues aunque en el dispositivo móvil o en el ordenador quede registrada la teleconsulta, desde el contrato la empresa podría deslindarse de la responsabilidad.

Por su parte, Blue Medica es una plataforma con la que médico y paciente intercambia información como el resultado de análisis clínicos, radiografías, entre otros. De igual forma, si existen dudas respecto al diagnóstico, dentro del sistema existen especialistas que pueden dar una segunda opinión, y si se llega a un dictamen corroborado, entonces se emitirá una receta firmada que el paciente puede imprimir para que sea surtida en la farmacia. Aunado esto, los servicios que ofrece son videoconsulta, cita médica y consulta a domicilio.

De igual forma, a través de una videollamada, la aplicación (app) de Medicato enlaza al paciente con uno de los cincuenta especialistas que están contratados en esta red, los cuales escucharán al paciente de forma ilimitada y si no se trata de una urgencia podrán emitir una recomendación, reporte médico que debe llegar al paciente para que lo pueda imprimir. A través de Medicato no se puede obtener una receta médica, por lo que los especialistas están limitados a sugerir el uso de medicamentos de libre acceso o los que no sean controlados.

Para brindar seguridad a los usuarios y acrecentar la consulta privada de los profesionales de la salud, Bpublic_healt es la plataforma que se entrevista con cada especialista para recabar datos como cédula profesional y certificación renovada. Asimismo, esta plataforma desarrolla la identidad digital del profesional de la salud para que cuando los usuarios lo localicen en la red, ellos puedan conocer de manera previa al especialista que los va a atender.

En el caso de las tres plataformas, los usuarios podrán emitir una calificación del médico tratante, así como describir la calidad del servicio; en algunas la consulta sólo se paga si el cliente está satisfecho; y la velocidad y dinamismo de la consulta está condicionada a la calidad de la banda ancha del servicio de internet.

 

 

¿Qué consultar?
Para pacientes

Blue Medica
Sitio: www.blumedica.mx

Medicato
Sitio: www.medicato.com
App disponible en AppStore y Google play

Para profesionales de la salud

Bpublic_health
Sitio: www.bpublic.mx

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -