Mundo


Corea del Norte acepta volver a hablar con Seúl tras un año de silencio

Pyongyang retomó este martes la comunicación telefónica con Surcorea, que estaba suspendida desde que en junio de 2020 activistas del sur consiguieron lanzar propaganda al norte en globos.

Corea del Norte acepta volver a hablar con Seúl tras un año de silencio | La Crónica de Hoy

Kim Jong-un, en una imagen de archivo (EFE).

Corea del Norte aceptó este martes retomar la comunicación telefónica con el Sur por primera vez en trece meses, lo que alimenta las esperanzas de mejorar las relaciones en la península y de que se reinicie el diálogo sobre desnuclearización con EU.

Piongyang suspendió unilateralmente las comunicaciones en junio de 2020 en protesta porque, según su versión, el Sur no hizo nada por detener a activistas que enviaron propaganda contraria al régimen norcoreano en globo y hasta territorio del Norte. Ahora, tras varias cartas intercambiadas entre el presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder norteño Kim Jong-un, ha optado por recular.

La fecha elegida resulta simbólica, pues este martes se cumplen 68 años de la firma del alto el fuego que puso en suspenso el conflicto entre los dos países (1950-1953), que técnicamente sigue vigente a falta de un tratado de paz.

Un comunicado firmado por el portavoz presidencial del Sur, Park Soo-hyun, aseguró que ambos líderes "han intercambiado cartas personales varias veces desde el pasado abril para discutir el restablecimiento de relaciones".

También que ambos acordaron además "restaurar la confianza mutua entre las dos Coreas lo antes posible y avanzar de nuevo en la relación bilateral".

La agencia estatal de noticias norcoreana KCNA informó del restablecimiento de las comunicaciones y del intercambio epistolar entre los líderes y consideró que el reinicio de los intercambios "tendrá efectos positivos en la mejora y el desarrollo de las relaciones Norte-Sur".

DOS LLAMADAS AL DÍA

La portavoz de la secretaría de Unificación sureña, Lee Jong-joo, explicó más tarde en rueda de prensa que Seúl propuso a Piongyang retomar las llamadas diarias a las nueve de la llamada y a las cinco de la tarde, y que el régimen aceptó.

Tras una primera llamada este martes a las diez de la mañana a través de una línea telefónica instalada en Panmunjom, en el corazón de la militarizada frontera entre ambos países, se realizó una segunda comunicación una hora más tarde a través de la línea que operaba en la oficina de enlace intercoreano, destruida hace poco más de un año por Piongyang.

Son dos de las 48 líneas intercoreanas que comenzaron a instalarse progresivamente desde los años setentas. Sin embargo, la línea que se cree que conecta directamente la oficina de la presidencia de Surcorea con la del régimen del Norte no se ha puesto en marcha de nuevo, por ahora.

Comentarios:

Destacado:

+ -