Mundo


Corte Suprema permite a Trump denegar asilo a migrantes en la frontera

Golpe judicial a los centroamericanos que esperan en la frontera y que no solicitaron el permiso en México. En apenas dos días tumba veto de un juez a la ofensiva del presidente, que anuncia “gran victoria”.

Corte Suprema permite a Trump denegar asilo a migrantes en la frontera | La Crónica de Hoy

Campamento de solicitantes de asilo en Tijuana. (Foto: EFE)

La Corte Suprema de Estados Unidos, de mayoría conservadora, dio ayer la razón al presidente Donald Trump y permitirá que el gobierno siga negando el asilo a inmigrantes, en su gran mayoría centroamericanos, que hayan pasado por México u otros países sin haber solicitado allí esa protección.

La decisión, tomada con siete votos a favor y dos en contra, no es definitiva, pero aplica mientras la batalla legal sigue su curso.

La última de estas batallas la ganaron los activistas proinmigrantes, luego de que el lunes un juez federal de California vetase la prohibición de asilo aprobada por el gobierno, y que estaba en vigor desde el 15 de julio, para frenar la llegada masiva de centroamericanos en caravanas.

La máxima instancia judicial estadunidense se tomó apenas dos días para tumbar la sentencia del juez federal, aunque es una medida provisional, ya que deja la puerta a nuevas batallas, sólo que con ventaja para el gobierno, ya que podrá seguir negando sistemáticamente las solicitudes de asilo que se presenten (de 39 mil presentadas desde julio, sólo aprobó una).

Como era de esperar, Trump ­reaccionó rápidamente a través de su cuenta de Twitter: “¡GRAN VICTORIA para la frontera sobre el asilo en la Corte Suprema!”.

LA COMPASIÓN DE DOS JUEZAS. Las dos juezas que votaron en contra de la sentencia, las progresistas Sonia Sotomayor y Ruth Bader Ginsburg, criticaron públicamente que “una vez más, el Ejecutivo emita una orden que busca anular normas duraderas con respecto a los refugiados que buscan asilo de la persecución” que calificaron “algunas de las personas más vulnerables del hemisferio occidental”.

“Aunque esta nación ha mantenido su puerta abierta durante mucho tiempo a los refugiados, y aunque lo que está en juego para los solicitantes de asilo no podría ser mayor, el Gobierno implementó su regla sin primero dar aviso público e invitar a la opinión pública que generalmente se requiere”, agregó Sotomayor.

Desde su llegada al poder en enero de 2017, Trump ha hecho del asilo uno de sus objetivos políticos, ya que considera que hay un abuso del sistema del que los inmigrantes se aprovechan para ingresar y trabajar en Estados Unidos.

Trump ha probado varias medidas para desincentivar esa migración, como separar a padres de sus hijos menores de edad tras cruzar la frontera o devolver a México a solicitantes de asilo a la espera de que se resuelvan sus casos, pero espera que impedir las peticiones frene finalmente el flujo.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -