Nacional


Crimen organizado agrava desplazamiento forzado en México

Derivado de la guerra ocasionada por el narcotráfico, los pueblos fantasmas cada vez son más comunes

Crimen organizado agrava desplazamiento forzado en México | La Crónica de Hoy

Foto Especial

El enfrentamiento entre el Cartel Jalisco Nueva  Generación  (CJNG) y la Familia Michoacana por el control de varias regiones  sobre todo en  Guerrero y Michoacán generó  al menos dos mil 300 nuevos desplazamientos en los últimos meses a pesar de la pandemia y ha provocado que cientos de personas sobre todo de municipios como Aguililla, en Michoacán se trasladen a la frontera norte en busca de salvar la vida ante amenazas o el fuego cruzado entre grupos criminales que se disputan el territorio.

Pocas personas permanecen en sus hogares y muchas se han trasladado  sobre todo a Tijuana para desde ahí solicitar asilo en Estado Unidos,  mientras a su paso dejan pueblos fantasmas en Michoacán y Guerrero pero también en Jalisco e incluso en Chiapas, según un reporte sobre la situación de desplazamiento interno forzado en México de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH)

Durante el año pasado,  se registraron en México 9,700 nuevos desplazamientos por situaciones de conflicto y violencia, con base en los datos compartidos por la CMDPDH, y 101,000 por desastres naturales.

Hasta finales de 2020, se contabilizaban 357,000 personas desplazadas internamente en el país por situaciones de conflicto o y violencia y 99,000 por desastres naturales.

De acuerdo con la asociación civil Fuerza Migrante sin Fronteras, al menos 500 personas de Michoacán solicitaron asilo en los Estados Unidos entre marzo y mediados de mayo, principalmente del municipio de Aguililla, Michoacán.

Este es el caso de Karla, quien tuvo que huir del municipio con su esposo, su hijo de siete años y su hija de seis meses ante la situación de violencia generalizada en la región. Karla y su familia se desplazaron a Tijuana, al igual que casi mil 500 habitantes de Aguililla que llegaron a la frontera en mayo.

La violencia generalizada en la entidad ha generado el desplazamiento de madres de familia. De acuerdo con la Arquidiócesis de Morelia, los municipios con más casos identificados son Lázaro Cárdenas, Apatzingán y Tacámbaro.

De hecho en mayo  pasado, se registraron al menos dos eventos de desplazamiento interno causado por violencia en México.

El primero ocurrió en el municipio de Teocaltiche, Jalisco, donde enfrentamientos armados entre grupos del crimen organizado afectaron a siete comunidades rurales (El Saucito, Rancho Mayor, Rancho Aguatinta, El Salto, Los Pocitos, Los Sauces y El Rosario) y desplazaron a al menos 894 personas.

Durante la escalada de la violencia provocada por la disputa entre distintos cárteles por el control de la región, se reportó la desaparición forzada de al menos tres personas en Teocaltiche.

El segundo evento se dio en la comunidad de San José Buenavista Tercero, municipio de  Pantelhó, Chiapas, donde 60 personas fueron desplazadas debido a un conflicto de origen político que derivó en amenazas, bloqueos, agresiones y enfrentamientos armados.

Según el  Informe Mundial sobre Desplazamiento Interno 2021 del Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC),  el año pasado, se registraron 40.5 millones nuevos desplazamientos en 149 países y territorios: 9.8 millones por situaciones de conflicto y violencia y 30.7 millones por desastres.

A finales de 2020, el total estimado de personas viviendo en situación de desplazamiento interno en el mundo era de 55 millones - 48 millones debido a conflictos y violencia. Estos datos indican que las personas desplazadas por situaciones de conflicto y violencia suelen permanecer más tiempo en esta condición.

Más de 23 millones de personas menores de 18 años fueron desplazados internos en todo el mundo, lo que tuvo un impacto significativo en su educación.

 El costo global de un año de desplazamiento fue de $ 20.5 mil millones en 2020. La cifra incluye el costo de proporcionar a las personas desplazadas por conflictos y violencia apoyo para su vivienda, educación, salud y seguridad, y explica su pérdida de ingresos.

Dicho informe recalca que el enfrentamientos entre el Cartel  Jalisco Nueva Generación y la Familia Michoacana han dejado pueblos enteros despoblados.

“El CJNG y otros grupos criminales también intensificaron su violencia durante el cierre inicial del país en marzo  del 2020 y buscaron capitalizar la situación para expandir su actividades y control territorial”, establece

Guerrero y Chiapas fueron los estados más afectados, seguidos de Oaxaca y Michoacán, establece el reporte.

En diciembre, debido a un ataque armado a la comunidad de Río Santiago, en el municipio de Santiago Textitlán, Oaxaca, dos personas fueron asesinadas, 200 personas tuvieron que desplazarse y refugiarse en el comedor comunitario de la cabecera municipal.

El 12 de mayo, 45 viviendas de la comunidad fueron quemadas. Ante la falta de respuesta adecuada y la ausencia de condiciones para el retorno, algunas de las personas desplazadas acudieron a oficinas de gobierno para demandar atención integral, incluyendo la reconstrucción de las viviendas quemadas.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -