Escenario


Crisanta Gómez lleva las sonrisas de La Avestruz al streaming

Encarnará de nuevo a Regina en una única función de La Avestruz este 25 de octubre a las 18:00 horas

Crisanta Gómez lleva las sonrisas de La Avestruz al streaming | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía)

Después de una exitosa temporada en La Teatrería, y una primer presentación vía streaming, Crisanta Gómez, encarnará de nuevo a Regina en una única función de La Avestruz este 25 de octubre a las 18:00 horas. Los boletos ya están a la venta por  la página de internet de La Teatrería.

La Avestruz es la primera producción de Ramses López, Director General de PinPoint Comunicación en conjunto con Berny Orozco. Cuenta la historia de Regina quien no cree en el amor. Su mejor amiga le ha pedido ser dama de honor en su boda, llevándola a probar un horrendo vestido que no le cierra y se le atora. 

Antes de salir del probador, Regina deberá evaluar cómo llegó a ese punto de su vida para solucionar sus problemas, o al menos no empeorarlos: “Es una historia muy sencilla, muy dinámica, a través de una comedia. Es algo que además creo que nos ha pasado a todos alguna vez. Te logras identificar con Regina, que es un personaje que cae bien, hace pasar momentos divertidos y hace reflexionar”, comentó Crisanta en entrevista con Crónica Escenario.

Un reto al que se enfrentan es que, al no tener público, no podrán interactuar o romper la cuarta pared, por lo cual “vamos a traer la cámara el espectáculo, no va a ser como si nos estuviera grabando desde afuera, sino que va a ser un poco parte de lo que está pasando, vamos a hablarle directo a la cámara y sí intentaremos dirigirnos al espectador, pero también a la cámara para que reaccione junto con nosotros, tener algo que haga que la cámara nos ayude a romper esa pared”. 

Por otro lado, dice que: “Como actriz, si voy a sentir raro no tener las reacciones porque es verdad que tú vas midiendo la obra con la reacción del público ¿qué alentar?, ¿qué alargar? es parte de la interacción y aquí no va a ser así, va a quedar bien porque César es un máster en esas cosas, pero si va a ser extraño y va a ser una experiencia completamente diferente para mí, pero está bien vivir cosas diferentes y a mí nunca me ha gustado quedarme sentada esperando”. 

La obra tiene como eje a Regina “una mujer que no le ha ido muy bien en el amor y ya no cree en él y no es tanto que no crea, sino que el destino la ha llevado a relaciones de pareja difíciles”. La trama se lleva a cabo dentro de un probador durante la prueba del vestido para dama de honor, ella se queda atorada en un vestido que no está ni cerca de gustar y comienza a reflexionar sobre sus problemas existenciales. 

“Sí está atorada en el vestido físicamente, pero también está atorada en un momento de su vida, está en una crisis y no ha podido salir de ahí, y a partir de ese momento se da cuenta de que tienen que cambiar, es una situación que todos hemos enfrentado. Es algo para reírse, pero también para reflexionar sobre tus decisiones”, mencionó.

Saúl Campos, dramaturgo de La Avestruz escribió esta obra basada en la idea de que muchas veces las personas nos encerramos en nuestra cabeza pensando en mil cosas antes de ver que la respuesta a nuestro problema siempre ha estado frente a nosotros, y esa idea la aplicó a la historia de una persona con cosas pendientes por resolver, que es forzada por las circunstancias a sacar todo de un jalón y de la manera más cómica posible. El formato de la obra es un monólogo de comedia . “Nosotras no dependemos de una pareja para ser felices, la felicidad está en nosotras mismas y eso es algo que Regina( el personaje) te invita a hacer muy bien”, destacó la actriz.

La producción de esta obra tiene en sus planes la realización de funciones de manera presencial, a mediados de noviembre, según cómo continúe la contingencia sanitaria. En formato de monólogo de comedia, La Avestruz promete hacerte reflexionar sacando una sonrisa: “Siento que no tengo la capacidad de comedia, pero el director me dio la confianza. Estar sola en el escenario fue un reto fuerte, implica mucha preparación; pero a la vez es una gran sensación para un actor hacer cosas buenas, es un deleite hacer un monólogo”, concluyó.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -