Escenario


Cristina Rodlo vive dilema migratorio en 68 whiskey, que produce Ron Howard

ENTREVISTA. La actriz mexicana protagoniza la serie dramática que dirigen David Petrarca (Game of Thrones), Michael Lehmann (American Horror History) y Erin Feeley (Orange is the new black).

Cristina Rodlo vive dilema migratorio en 68 whiskey, que produce Ron Howard | La Crónica de Hoy

La actriz también protagoniza Perdida, actualmente en la cartelera mexicana. Rodlo (segunda mujer de derecha a izquierda) da vida a una médico del Ejército de EU.

"Tener la oportunidad de trabajar en Estados Unidos en series importantes es el resultado de mucho esfuerzo y dedicación", expresó la actriz mexicana Cristina Rodlo, en entrevista con Crónica. Ella nació en Torreón y decidió ser actriz cuando tenía 11 años, para sorpresa de sus padres. Hoy en día es un rostro exitoso en la televisión de Estados Unidos, quien además es protagonista de Perdida, un thriller psicológico que actualmente está en la cartelera mexicana y que dirige Jorge Michel Grau.

La Asociación Nacional de Actores hacía castings en Monterrey una vez al año y otorgaba becas para estudiar en Nueva York, y la actriz les insistió tanto a sus padres que la llevaran, que un día se le dio la oportunidad: “Era menor de edad y mi mamá, cansada, me dijo: ‘Vamos a ir porque no vas a quedar seleccionada y ya: te quedas en Torreón a estudiar una carrera normal’”, dijo.

Pero meses después recibió una carta de The American Musical and Dramatic Academy, en Manhattan, con el ofrecimiento de media beca. Sus papás no podían pagarlo pero le dijeron que la dejaban ir si conseguía la otra parte del dinero. Ella tenía 17 años. Mandó cartas a empresas solicitando apoyo y sin dar nombres dijo “un político de Torreón me apoyó”. Sus papás terminaron cediendo.

Terminó su carrera en diciembre del 2010. Sin tener claro aún nada, se aventuró a Los Ángeles en busca de una oportunidad. Pronto la contactó un asistente de la agencia WME (Brandon Guzmán, su ahora representante), quien la puso en contacto con el mánager Iván Sánchez, representante de Adriana Barraza: “Nos caímos superbien, pero me dijo: ‘This is what we are going to do, mami: si bajas 10 kilos en un mes, te represento’”, dijo en una entrevista anterior. Bajó los kilos de más y en semanas consiguió un primer protagónico en Los condenados (2012).

La actriz regresaría a México para participar en series como Pacientes (2012), Las trampas del deseo (2013), Dos lunas (2014), Vuelve temprano (2016) y en la serie original de Fox, 2091 (2016-2017). Con El Vato, serie que coprotagonizó junto a El Dasa y que se llevó el Emmy Internacional, Cristina tuvo su primer acercamiento internacional, mismo que consagró con su participación en la serie The terror, producción de AMC donde tuvo un acercamiento con el mundo sobrenatural y su participación en el remake norteamericano de la cinta Miss Bala (2019).

Pero no todo es tan fácil como se lee. Aseguró que fueron alrededor de ocho años de percibir negatividad por parte de la industria estadunidense, ya que por su perfil (alta y de piel blanca) no la consideraban con rasgos latinos, por lo que no podía interpretar ciertos personajes. “Yo me traumaba, me cuestionaba cómo se tenía que ver un mexicano, todos venimos de distintas formas y colores”.

“Estamos en un momento en el que la industria está cambiando. Las puertas de Hollywood se nos están abriendo, se están quitando los estereotipos. Parte del trabajo que hacemos permite abrir las puertas a más mexicanos, es momento de que nos unamos y levantemos la mano y digamos ¡aquí estamos, en comunidad y queremos ser parte!”, expresó.

Gracias a su exitoso paso por The Terror: Infamy, producida por Ridley Scott, y por protagonizar Too old to die young (Amazon Prime), creada por el aclamado director Nicolas Winding Refn (Drive y El demonio neón), ahora forma parte del elenco de 68 whiskey, una serie de CBS Studios y Paramount ­Network que también cuenta con la producción ejecutiva del dos veces ganador del Oscar, Ron Howard, que estrenó días atrás y que concluye grabaciones a finales de mes.

“Yo hago a Rosa Álvarez en una serie cuyo título significa es de los médicos de combate del Ejército de Estados Unidos, yo soy una de ellos y la historia va sobre tres amigos peleando en Afganistán, ahí me pasan distintas cosas a causa de la guerra, entre ellas salvar gente pero también con situaciones emocionales”, adelantó sobre el proyecto que tiene como directores a David Petrarca (Game of Thrones), Michael Lehmann (American Horror History) y Erin Feeley (Orange is the new black).

“Por ejemplo, en mi personaje, mi familia está siendo afectada por la situación de EU y ella no nació en EU pero lleva toda su vida ahí y le prometen que le darán la ciudadanía por servir al Ejército. Cuando empiezan las cosas de guerra todo cambia y le dicen que van a deportar a su familia, entonces entra su dilema, de qué hace una chica como ella representando a un país que no la acepta ni la quiere, aunque ella se siente ciudadana porque no ha vivido en otro país que no sea Estados Unidos. Pero también esto le llega cuando cae una bomba y tiene que ir a salvar gente, y ella duda si hacerlo o no sabiendo que la van a deportar. Es un personaje con una historia fuerte”, añadió.

Para ella este tipo de proyectos son muestra de un cambio en la industria en cuestión de historias: “Se están rompiendo estereotipos y eso marca la diferencia. Se abren las puertas a contar historias de verdad, al dejar un poco atrás la temática, nos muestra a cada uno de los personajes con su lado humano, y que son seres que están sufriendo y sienten, ésa es la mayor conexión que se genera con el público”, subrayó.

Finalmente, la actriz espera que su historia sea una motivación para más talentos mexicanos: “También espero trabajar en Europa. Creo que si me abro puertas a mí, le puedo abrir puertas a otra camada de actores que viene”, concluyó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -