Nacional


Crónica cumple 25 años; lo mejor está por venir: Jorge Kahwagi Gastine

"Estamos orgullosos de lo realizado, pero no satisfechos, porque se puede hacer más, mucho más, con nuevas ideas para servir mejor a lectores y anunciantes, cuya lealtad en todo este tiempo nos compromete".

Crónica cumple 25 años; lo mejor está por venir: Jorge Kahwagi Gastine | La Crónica de Hoy

Crónica cumple 25 años. Su primer número salió a la circulación el 17 de junio de 1996. Don Jorge Kahwagi Gastine es presidente y director general de Grupo Crónica y en esa calidad concedió esta entrevista en la que sostiene, con férreo optimismo, que lo mejor para el periódico está por venir. Esto a pesar de que el diario, como otros medios de comunicación en el país, ha enfrentado vientos en contra en los últimos años. También se refiere a los retos de las plataformas digitales, a la continuidad de los Premios Crónica y la necesidad de aferrarse a los valores para no perder el rumbo en la tormenta.

¿Cómo llega Crónica a este 25 aniversario?

Con ilusión de celebrarlo, que es algo que no puede perderse. El primer motivo para celebrar es que alcanzamos los 25 años con planes de expansión, de crecimiento, de modernización. Las grandes dificultades de los últimos meses no cancelan el optimismo. Llego a este aniversario del periódico con la certeza de que lo mejor para Crónica está por venir. Estamos orgullosos de lo realizado, pero no satisfechos, porque se puede hacer más, mucho más, con nuevas ideas para servir mejor a lectores y anunciantes, cuya lealtad en todo este tiempo nos compromete. 

¿Cuál es la línea editorial del periódico?

Siempre digo, cuando surge esa pregunta, que la línea editorial del diario es México. No es una forma de eludir la respuesta, por el contrario, es una declaración de principios para toda la comunidad de trabajo del diario.  Lo que consideramos bueno para el país nos señala el camino y lo seguimos. No tiene pierde.

¿Cómo asume Crónica la irrupción digital?

El tránsito digital encierra todavía grandes interrogantes. La única certeza es que es un proceso irreversible. Todos los diarios del mundo, incluyo los más grandes, no han podido superar la etapa del ensayo y el error. 

La cuestión técnica es compleja y también lo es el lenguaje de los medios digitales. En ambos frentes se avanza, sin embargo, como empresario lo que más preocupa es dar con el modelo de negocios que requieren las plataformas digitales para ser viables. Cómo expresar en dinero las visitas, el tráfico intenso, los comentarios, cómo hacer una publicidad redituable es la gran pregunta para el futuro inmediato y más nos vale a todos que encontremos rápido las respuestas.

¿Siguen vigentes los motivos que lo llevaron a crear el Premio Crónica?

Sí, son más apremiantes que antes. El premio cumple una década convertido en un referente. El principio que los detonó es la certeza de que en México pasan más cosas buenas que malas y eso se tiene que consignar en la prensa.  

La pandemia deja una gran lección universal que es: la ciencia es vida. Ciencia y tecnología hacen en una sociedad la diferencia entre vivir o morir. Es una afirmación dura, que estremece ante la mortandad por el coronavirus, pero válida para todos alrededor del planeta. Entonces abrir espacio en un diario nacional para que los científicos se expresen y muestren la importancia de su trabajo y otorgarles cada año un reconocimiento público, es incluso más importante que hace diez años. 

A los estragos de la pandemia se suma el hecho muy lamentable de que las comunidades científicas y tecnológicas han sido maltratadas, menospreciadas, como si su trabajo fuera secundario o prescindible. Ya se vio que no, al contrario, su trabajo es relevante y merece todo el respaldo que las instituciones le puedan dar. Uno de los motivos de satisfacción en este 25 aniversario es que Crónica ha dado voz a la comunidad científica del país que ha hecho suyo el diario.

Me gusta definir a los Premios Crónica como una celebración de los valores, hablo de lealtad, disciplina, generosidad, solidaridad que son las prendas de los que han sido premiados en este tiempo.

 ¿Cuál es desde su perspectiva la principal responsabilidad del periodismo de nuestros días?

La misma de siempre, informar con veracidad. Al hacerlo, al proporcionar información de manera profesional, cumple su razón de ser y crea ciudadanía y esto a su vez fortalece la democracia. 

Una información profesional, como la que ofrece Crónica en cada edición, genera un círculo virtuoso que conduce a una sociedad más democrática, justa, fraterna con todos sus integrantes, sin dejar nadie atrás. En Grupo Crónica tenemos autoridad moral para ejercer la crítica porque es un medio confiable, de alto nivel profesional. Opinar es necesario e importante, claro, pero la información es la esencia del oficio

Vivimos tiempos, hay que decirlo, en que la verdad para muchos actores políticos es un estorbo y llegan al cinismo de disfrazar sus mentiras como hechos alternativos, como si decir la verdad saliera sobrando. Para detener este fenómeno pernicioso que nos lleva al oscurantismo, están los periódicos como Crónica donde la verdad es la única opción.

¿Cuál ha sido la relación de Crónica con el poder político?

Hay una interrelación diaria con las gentes de poder, es inevitable, porque son emisores importantes. Muchos de ellos tienen como objetivo central definir la agenda informativa para afianzar su mando. En estos 25 años Crónica ha cubierto transiciones políticas históricas. Hemos visto pasar por Palacio Nacional gobiernos priistas, panistas y ahora de Morena. De modo que asumimos que lo natural es el cambio y los intentos de imponer una sola visión del país están destinados al fracaso. 

Pero más que la relación con los hombres y mujeres de poder, hemos tenido una relación mucho más cercana con los ciudadanos. Los mexicanos de entonces, hablo de 1996 cuando arrancó el diario, son ahora diferentes, ahora están mejor informados, comprenden mejor la realidad y quieren que su voz sea el verdadero poder de la sociedad. Los ciudadanos mostraron su poder en las pasadas elecciones cuando mostraron su voluntad de tener en el país con contrapesos, no una aplanadora.

 

Comentarios:

Destacado: