Mundo


Cuatro pandemias que alarmaron al mundo en el Siglo XXI

Todavía no podemos saber si estamos realmente a punto de vivir una nueva pandemia mundial, por culpa del virus letal de Wuhan, pero sí podemos echar la vista atrás y recordar las epidemias mortales que se salieron de control en estas últimas dos décadas

Cuatro pandemias que alarmaron al mundo en el Siglo XXI | La Crónica de Hoy

Médicos hongkoneses se protegen durante el tratamiento del SARS en 2003.

Todo parece indicar que la historia se repite. Alguien contrae un nuevo y extraño virus de procedencia incierta en algún punto de Asia, no necesariamente remoto, y todas las alertas se activan. Es lo que estamos viendo desde que el 9 de enero la Organización Mundial de la Salud lanzó la primera alerta sobre el brote de neumonía atípica originado en Wuhan, una megalópolis de 11 millones de habitantes en el centro de China. No sabemos a ciencia cierta qué ocurrirá, pero observando los precedentes de los últimos 20 años, podemos darnos una idea:

Brote de Ébola en África (2014-2016)

Con un elenco de lujo (Dustin Hoffman, Rene Russo, Morgan Freeman, Kevin Spacey y Donald Sutherland), la película “Epidemia” nos enseñó en 1995 a temerle al ébola. Es un virus extremadamente violento que transmiten los animales y que luego se contagia entre humanos. Provoca una fiebre hemorrágica que puede matar en apenas una semana.

El reciente estallido –perteneciente a la cepa ébola-Zaire— empezó en Guinea a finales de 2013, y de ahí se propagó a Liberia y Sierra Leona, los países más devastados, y también a Nigeria y Malí. Casos esporádicos se registraron en países occidentales como Estados Unidos (un muerto), Reino Unido, España o Italia, por pacientes que habían viajado a dichos países africanos.

En los tres años que duró la pandemia, 11 mil 323 personas, de un total de 28 mil 646 afectados. La mortalidad total fue del 39.5 por ciento, mucho más baja que en anteriores ocasiones. En el peor caso, un brote de la misma cepa mató al 90 por ciento de los infectados en 2002 en el Congo.

En 2015, la farmacéutica Merck, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el gobierno guineano y Médicos Sin Fronteras, logró desarrollar una vacuna. “Cuando el próximo brote llegue, no estaremos indefensos”, afirmó entonces Marie-Paule Kieny, subdirectora general de Sistemas de Salud e Innovación de la OMS.

Pandemia de Gripe A (2009-2010)

No es raro que cada varias décadas, una gran pandemia de gripe azote el mundo, pero la de hace una década fue la segunda conocida en la historia por una variante del virus H1N1, que afecta a humanos, aves y cerdos. Mató a entre 50 y 100 millones de personas en la conocida como Gripe española en 1918, y atacó de nuevo en la primavera de 2009, con una mezcla de dos cepas de aves, una de humanos mutada y otra de cerdo, por lo que inicialmente se la conoció como Gripe porcina.

Al final se quedó como Gripe A, pero pudo llamarse Gripe mexicana, porque de hecho la pandemia se originó en Veracruz. Llegó a Estados Unidos y, desde allí, se extendió a todo el mundo.

La OMS certificó 18 mil 500 muertos por la Gripe A, y estimaciones recientes elevan la cifra hasta 150 mil, pero aún así la cifra es inferior a la de cualquier gripe estacional, que mata a entre 250 mil y 500 mil personas cada año. Sin embargo, la violencia del AH1N1 radicó en que presentó un riesgo de muerte para personas jóvenes y adultas mucho más elevado de lo normal.

Gripe Aviar (2004-2007)

Igual que el SARS, el brote del virus que provocó la llamada gripe aviar, el H5N1, se originó en Cantón. Se trató de una variante de gripe, o influenza, que afecta a pollos, pero el estallido fue tan fuerte que la enfermedad logró pasar a otros animales, incluyendo mamíferos como gatos domésticos, y de ahí, logró dar el salto a los humanos.

Es cierto que la pandemia no fue tan devastadora a nivel global, pero solo porque el virus no logró dar el salto definitivo de contagiarse entre personas. Y aún así, generó una alarma mundial, dado que la ratio de mortalidad fue increíblemente elevada. Solo entre 2005 y 2007, se registraron 301 casos de humanos infectados por AH5N1 (la variante humana del virus), de los cuales 181 murieron, seis de cada diez. La ratio se mantiene cuando se analizan el total de casos entre 2003 y 2014, cuando se registraron los últimos brotes: 407 muertes de 701 casos, un 58 por ciento.

Los casos en humanos se dieron sobre todo en el sudeste asiático, con afectaciones especialmente elevadas en Indonesia, Vietnam, China o Camboya, pero también se extendió a Oriente Medio, con Egipto siendo el principal afectado. Y aunque no hubo casos en Europa ni América, la epidemia de gripe aviar si mató a millones de aves en todo el planeta, incluyendo un brote en Chiapas en 2006. Sirva de ejemplo que solo en las primeras dos semanas de 2004, Tailandia sacrificó a 50 millones de pollos.

Pandemia de SARS (2002-2003)

Es duro imaginar que tu nombre será recordado por ser el responsable de una pandemia. Le ocurrió al doctor hongkonés Liu Jianlun, quien había tratado varios casos del nuevo SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) en un hospital en Guangdong, China. Fue allí para visitar a la familia, aunque ya se encontraba enfermo, y contagió a 23 huéspedes del hotel. Liu murió unos días después, y se calcula que él solo fue responsable del 80 por ciento de casos en Hong Kong, donde murieron 299 personas.

Hong Kong fue el territorio que sufrió la peor parte, aunque en China hubo más muertes, 339. Aunque el virus apareció por primera vez en noviembre de 2002, la alerta mundial estalló en marzo de 2003, y hasta su fin, la pandemia provocó más de 8 mil casos, y 813 muertes confirmadas en 37 países, según la OMS, lo que representa una tasa de mortalidad elevada, del 10 por ciento.

El nuevo virus de Wuhan parece ser muy similar al del SARS. Ambos provocan una neumonía atípica muy fuerte, con síntomas muy parecidos (fiebre alta, tos seca, fatiga, dificultades para respirar), y ambos provienen de animales. Apenas hace dos años, científicos confirmaron que la primera pandemia del siglo la originaron unos murciélagos de herradura en la provincia china de Yunnan. Esperemos que este nuevo brote termine con menos muertes y que no tardemos 15 años en saber qué animal nos lo contagió a los humanos.

Comentarios:

Destacado:

+ -