Opinión


Culpan a Trump por otro tiroteo en Texas contra inmigrantes

Culpan a Trump por otro tiroteo en Texas contra inmigrantes | La Crónica de Hoy

En menos de 30 días, se han registrado tres tiroteos en los Estados Unidos (EU), concretamente en las ciudades de Odessa, Midland y El Paso en el estado de Texas, estos hechos han dado la vuelta al mundo no sólo por el número de hispanos muertos que hasta la fecha son casi 35 y más de 40 heridos, sino también, por el silencio que el presidente de ese país, Donald Trump, ha guardado en torno a los acontecimientos.

Estos hechos ya comienzan a causar estragos en la política interna de la Unión Americana toda vez que, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió tajantemente a Donald Trump, “hacer algo” para frenar los tiroteos que se han registrado desde que asumió la presidencia de ese país, pues para muchos, desde entonces, han ido en aumento, principalmente en contra de latinos.

Andrew Cuomo se ha caracterizado por ser crítico de las políticas de Trump a quien acusa también, de tener una relación estrecha con la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) además de que ha hecho reiterados llamados al control de las armas en ese país.

Por si fuera poco, la visión del presidente de EU contradice la cultura y origen de ese país que comenzó por medio de la migración, por lo que es incoherente que ahora este fenómeno mundial sea atacado con un discurso divisionista y que alienta al odio, al racismo y a la separación de individuos como si se tratara de una lucha entre buenos y malos o ricos y pobres.

En el mismo sentido, el candidato demócrata en las elecciones primarias de El Paso Texas, Beto O’ Rourke, dejó entrever a la prensa estadunidense la posibilidad de que estas matanzas tienen que ver con el presidente Donald Trump, debido a sus discursos de odio y sus publicaciones discriminatorias en redes sociales; incluso, también afirmó que consideraba que “el presidente de Estados Unidos es un nacionalista blanco”, lo que ha alentado a los supremacistas a llevar a cabo prácticas criminales basadas en ideologías ultraconservadoras.

Derivado de ello, existen estudios en donde se ha observado en los Estados Unidos, un aumento en los crímenes de odio como consecuencia de la irresponsabilidad de las palabras de Trump, por ejemplo, cuando se refirió a los mexicanos como violadores y criminales, y aunque los inmigrantes no están exentos de cometer delitos en ese país, el porcentaje es mucho menor en comparación con los que delinquen y son nacidos en los EU.

Por ello, Beto O’Rourke, también acusó a Donald Trump de mostrar a los inmigrantes como los malos; incluso, ha tratado de hacer “que tengamos miedo de ellos”, por lo que calificó a su presidente como “una persona que aviva el racismo en este país. Y eso no sólo ofende nuestras sensibilidades. Cambia fundamentalmente el carácter de este país y lo lleva a la violencia”.

Creo importante detenernos en las palabras de Beto O’ Rourke cuando dice que se está cambiando el carácter de los Estados Unidos, pues si a los discursos racistas le sumamos la propaganda y publicidad cargada de odio hacia ciertos sectores poblacionales que no piensan como Donald Trump, ese país, podría volverse mucho más violento no sólo al interior, sino al exterior, y se corre el riesgo de que contemplen invasiones a otras naciones para resguardar fronteras cuando así lo determinen, so pretexto de sentirse amenazados por la migración.  

Si bien Estados Unidos ha destacado en ciencia y tecnología a tal grado que es considerada una de las naciones más poderosas del mundo, en otros rubros, ha dejado mucho que desear,  como en materia social y migratoria, por lo que lamentablemente estas acciones terroristas seguirán, siempre y cuando no exista voluntad de quien gobierna ese país y no cesen los mensajes y lenguaje de odio hacia la comunidad latina.

De igual manera, urge que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) haga un llamado para que los Estados Unidos cambie su política de armas de fuego, ya que cualquiera puede tener un rifle o una pistola, lo que hace  cada vez más común dirimir los problemas a balazos, como en el viejo oeste, o matar a inmigrantes, que en su mayoría no llegan a pedir limosna sino a buscar trabajo y así ganar dinero honradamente, pues en sus países de origen no cuentan con las oportunidades básicas para poder obtener un ingreso digno debido, en muchos casos, a los sueldos míseros que pagan las empresas trasnacionales norteamericanas.

 

*Alcalde de Venustiano Carranza

Twitter: @julioc_moreno

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -