Cultura


De aviesa intención, un homenaje a Teresa del Conde en el MAM

Exposición. En este homenaje desplegamos con ejemplos plásticos, el argumento de Teresa del Conde: las herramientas teóricas del psicoanálisis son útiles para leer cuadros, y de ahí una sociedad puede generar un entendimiento más complejo sobre sí misma, dice el curador Carlos Molina

De aviesa intención, un homenaje a Teresa del Conde en el MAM | La Crónica de Hoy

La exposición De aviesa intención revisa el acervo del Museo de Arte Moderno bajo una perspectiva que se aproxima a la historia del arte desde el psicoanálisis freudiano, en honor a al trabajo de la historiadora, crítica de arte y exdirectora del MAM, Teresa del Conde, dijo la actual directora del recinto, Natalia Pollak.

Esta muestra, que reúne más de 90 piezas entre pinturas, fotografías, grabados y escultura de 45 artistas, estará abierta al público hasta el 24 mayo de 2020, en el segundo piso del Museo de Arte Moderno.

Carlos Molina, curador en jefe, comentó en recorrido a medios, que buscan rendir un homenaje, desplegando con ejemplos plásticos, el argumento de Teresa del Conde: las herramientas teóricas del psicoanálisis son útiles para leer cuadros, y de ahí una sociedad puede generar un entendimiento más complejo sobre sí misma.

“Hacernos preguntas cuyo planteamiento es difícil, y no sólo preguntas que nos lleven a enunciados complacientes, es una de las intenciones”, dijo Molina, y añadió que mostrar estos cuadros leídos desde el psicoanálisis, junto con la posibilidad de incomodarnos a nosotros mismos es lo que da título a esta exposición, “que es aviesa, malintencionada”.

El recorrido se divide en 3 grandes núcleos: Negación, lo que uno no termina por aceptar de sí mismo; Libidinal, pulsión y represión de la sexualidad; y fantasmata, repertorio de espectros y apariciones.

“En el primer núcleo revisamos la negación y nos preguntamos si es un problema o no para los mexicanos ser el producto de una conquista. Preguntarnos cómo ocultamos, cómo compartimos, y cómo exhibimos verdades que nos parecen, en ciertos contextos, admisibles o inadmisibles sobre nosotros mismos y el ejercicio de nuestra sexualidad es lo que intenta desarrollar la sección que se llama Libidinal; el tercero de los términos psicoanalíticos que nos interesaron, catálogo de fantasmas, no se corresponde al mismo imaginario que Drácula y el hombre lobo, son la personificación de asuntos que tenemos pendientes los mexicanos y cómo nos acercamos a resolver aquellos miedos”, explicó Molina.

Subrayó que la elección de términos para cada sección fue completamente intencionada y se consultaron con un especialista del psicoanálisis para corroborar que estuvieran bien empleados.

“En gran medida lo que hacemos con esta exposición es preguntarnos si ya entendimos lo que decía Teresa del Conde o resulta necesario seguir revisando sus textos”, agregó.

La exposición se conforma con piezas del acervo del MAM y préstamos de coleccionistas privados, así como el archivo de Teresa del Conde.

Entre las piezas destacan un paisaje del Dr Atl, que viene acompañado de una explicación visual, del mismo artista, sobre cómo hacía sus cuadros; así como la naturaleza muerta con sugerencias sexuales Cactus fruit o Tuna, que pertenece a la primera exposición que hizo Frida Kahlo en Nueva York, puesta en diálogo con una obra de Magali Lara que habla de la sangre femenina.

Carlos Segoviano, cocurador, comentó que este cuadro de Kahlo no suele exhibirse tanto porque pertenece a una colección particular, y resaltó que uno de los aspectos importantes de esta exposición es que conjunta a muchos artistas considerados patrimoniales.

“Reunimos cuadros que iconográficamente hacen sentido, pero no se habían visto juntos. Algunos de ellos, perteneciendo a colecciones particulares, no estaban a la vista del público”, añadió Carlos Molina.

Consideró que la intención es ofrecerle al espectador un encuentro con el arte donde se pueden utilizar categorías que provienen del campo disciplinar del psicoanálisis para analizar cuadros que se sostienen estéticamente por sí mismos.

Los curadores esperan que con esta muestra el público pueda generar preguntas, diferentes a las que solemos hacernos, en torno a temas como el ejercicio de la sexualidad, lo que se dice y lo que no se dice de ella; la muerte, constante, y cómo la confrontamos, y la relación que construimos hombres y mujeres cotidianamente.

La última sala de la muestra es una conmemoración que incluye un retrato de Teresa del Conde, hecho por el pintor Roberto Parodi y otro hecho por Francisco Toledo; video de un programa que la historiadora realizó para Canal 11; fotografías, donde Del Conde aparece junto a Carlos Monsiváis y Juan Soriano; así como documentos de su relación epistolar con Ernst Gombrich y Francisco Toledo; y extractos de Las ideas estéticas de Freud su tesis doctoral, que es el pretexto a partir del cual, metodológicamente, se realizó esta exposición.

 

 

► Martes a Domingo 10:15 a 17:30 horas.

► Entrada $ 70.OO MN 

► Entrada gratuita con credencial de profesor, estudiante e INAPAM å Domingo: Acceso libre.

 

Comentarios:

Destacado: