Nacional


De la educación física pasó a la robótica; llegó a Silicon Valley

Las nuevas generaciones no están aquí, y la mayoría de los profesores de esta zona escolar rondan los 50 años de edad. La ventaja, también hay que decirlo, es que son maestros con mucha experiencia, pero con un sistema tradicional”

De la educación física pasó a la robótica; llegó a Silicon Valley | La Crónica de Hoy

Jessica Catalina, Leonardo Kaleb y Emiliano Jaime son parte del equipo cuyo software, asociado a la robótica, distribuye la firma danesa Lego. Ellos ganaron el concurso nacional de robótica y recién regresaron de su viaje-premio por Silicon Valley, el complejo tecnológico donde, junto a otros jóvenes aficionados a la tecnología, visitaron instalaciones de Facebook, Netflix y Googlelos. Es su profesor Héctor Álvarez el quien cuenta a Crónica la experiencia vívida y, a nombre de estos talentos que están en la escuela pública República de Cuba, en el centro capitalino, agrega: “Necesitamos inversión que haga funcionar las computadoras de la escuela, que conecten internet y que nos cumplan con la malla solar que prometieron para el patio del plantel de la escuela primaria”

Álvarez, que durante 16 años fue el profesor de educación física, pero que ahora se desempeña como el maestro de robótica, detalla que el viaje de los jovendcitos fue gestionado por la empresa Robotix-Lego para reconocer el esfuerzo de este equipo escolar de sexto año.

Indica que parte de su trabajo es sensibilizar a los maestros y autoridades educativas que es necesaria la ciencia y tecnología. De allí que haya impartido pláticas a profesores que se congregaron por tres días en la escuela Andrés Bello para tomar los talleres de formación docente intensiva previa al inicio del ciclo escolar.

Destaca que para avanzar en la enseñanza de la ciencia, tecnología e innovación se requiere personal docente acorde con estos tiempos, pero señala que hay una generación de maestros con rezago, porque la edad es un factor que encontramos como un común denominador.

“Las nuevas generaciones no están aquí, y la mayoría de los profesores de esta zona escolar rondan los 50 años de edad. La ventaja, también hay que decirlo, es que son maestros con mucha experiencia, pero con un sistema tradicional, con otra formación, con otras metodologías”, señala el profesor.

Y advierte que es fácil identificar esas carencias formativas porque hay profesores que “ni siquiera saben usar el Wize, la aplicación para conocer el tráfico vehicular en las ciudades- o Google maps”, por ejemplo. Héctor Álvarez regresa cargado de conocimientos. Conocer Silicon Valley lo hace alzar la voz contra el retroceso educativo que supone eliminar el equipo adquirido el año pasado dentro del programa Convivencia Escolar en el que se imparte la robótica: “Este año hay dificultades, se nos ha indicado que (por ahora) los materiales de Robotix que existen en algunas escuelas deben estar en resguardo por parte de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública”, indica.

Al hablar de la experiencia en el complejo tecnológico estadunidense, el profesor Álvarez dice que el tema de Facebook fue un todo un descubrimiento, incluso no puede hablar con todo detalle porque se firmó un convenio de no difundir ‘secretos de esta plataforma’ que les mostraron a él y sus niños, pero indica que hay una gran tecnología de resguarda de datos de usuarios.

“En Netflix nos mostraron las pantallas que se pueden doblar, aunque nos quedamos con ganas de ver las que se pueden pegar como simples calcomanías. Estuvimos un tour por la Stanford University. Dentro de todo este conocimiento adquirido, pudimos saber cómo se construyen los autos (prototipo)  que manejan solos, además de los vehículos de energía solar”, cuenta.  

Lo que destaca es que vio un mundo lleno de oportunidades. Y lo dice porque tuvo interacción con jóvenes de Japón, de Irlanda, que han viajo por diferentes países en intercambios, y eso dice, desearía que ocurriera con los alumnos mexicanos.

 

 

 

Las compus  
En la educación media superior existe un gran déficit de infraestructura tecnológica.

Por principio, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura fijó en las Metas Educativas 2021 “Mejorar la dotación de bibliotecas y de computadoras en las escuelas”. La OEI estableció como estándar de logro para 2015 tener una computadora por ocho alumnos en cada plantel, y pretende que esta razón se reduzca hasta un equipo por dos alumnos en 2021. Pero de acuerdo con el documento Panorama Educativo de México, elaborado por el moribundo Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación: “Más de la mitad de los planteles-escuela de media superior no alcanzaba la meta de ocho alumnos por computadora para el ciclo escolar 2017-2018. Dicha proporción no ha variado según lo reportado en el Panorama Educativo de México 2017 para el ciclo escolar 2016-2017, lo cual refleja el lento progreso en la dotación de computadoras entre ambos periodos. “Para el ciclo escolar 2017-2018, a nivel nacional, el porcentaje de planteles-escuela que disponían de una computadora de uso educativo para ocho alumnos alcanzó 41%, ( de allí sólo 7 de cada 10 equipos tenía conexión a internet). Estas cifras dan cuenta del incumplimiento de la meta propuesta por la OEI para 2015. Asimismo, reflejan una insuficiencia de recursos informáticos en los planteles-escuela del nivel medio superior, la cual parece constante.

Y destaca el diagnóstico: “Cabe señalar que en los tres planteles-escuela de la SEDENA y en el único plantel-escuela de la Secretaría de Educación de la Ciudad de México el número de computadoras para uso educativo supera a la matrícula, es decir, se dispone de por lo menos una computadora por alumno. Por otra parte, el mayor número de computadoras disponibles se concentra en los bachilleratos particulares (138 596 equipos).

Comentarios:

Destacado:

+ -