Metrópoli


De mejor humor y con más fluidez, automovilistas cargan gasolina

Poco a poco el abasto de combustible se comienza a restablecer en las estaciones de servicio de la Ciudad de México, las bombas de las gasolinerías que permanecieron cerradas incluso desde el jueves comenzaban a distribuir el energético.

De mejor humor y con más fluidez, automovilistas cargan gasolina | La Crónica de Hoy

Foto: Cuartoscuro

Poco a poco el abasto de combustible se comienza a restablecer en las estaciones de servicio de la Ciudad de México, las bombas de las gasolinerías que permanecieron cerradas incluso desde el jueves comenzaban a distribuir el energético.

De las largas filas que incluso hasta la noche de este domingo parecían interminables quedan apenas cortas hileras de automvilistas que de mejor humor esperan unos 20 minutos en promedio para cargar gasolina.

El jefe de servicio de la gasolinera del Eje 5 Norte y Montevideo explicó a Notimex que a esa estación cada día llega una pipa de unos 20 mil litros, “y nunca nos dejaron olvidados, sólo que la gente entró en pánico y venían a llenar sus tanques por lo que se nos acababa más rápido”.

Si bien reconoció que la cantidad de litros que les llevaban era menor, pero no de manera significativa, mucho influyó que las personas, ante el miedo de quedarse sin gasolina, llegaban con un buen número de bidones y hacían largas filas para llenar su tanque aunque lo trajeran a la mitad.

“Todo en realidad es para regularizar la situación de las gasolinas en México, hay que confiar y tener paciencia”, señaló otro de los despachadores de esa estación, mientras con prisa indicaba a los automovilistas en cuál de las bombas se tendrían que acomodar.

Así, en un recorrido realizado por Notimex al norte de la Ciudad de México, se reporta más fluidez en las gasolineras en las que días antes los despachadores permanecían sentados y las bandas permanecían amarillas de “cerrado”, indicaban a quienes buscaban gasolina que había que seguir de frente.

En tanto que en las que sí ofrecieron servicio durante los días pasados, lo que se evidenciaba con largas filas de automovilistas que reportaron en diferentes momentos de este fin de semana haber esperado entre cinco, incluso hasta 10  horas para cargar el energético, el tiempo de espera se reducía a 20 o 30 minutos en promedio.

El tráfico, que se pronosticaba que empeoraría por las conglomeraciones de autos que esperarían en las laterales de las calles, seguía el cauce normal de un lunes cualquiera, sin embargo, sólo algunas estaciones permanecían cerradas.

Con los brazos cruzados esperando que les den la orden de abrir la estación de servicio ubicada en el Eje 5 Norte, Montevideo y Avenida de los Misterios, dos despachadores comentan que desde el jueves esa estación está cerrada, ello debido a que aunado a la poca distribución del energético “nos cayó supervisión y detectaron que nos hacía falta un papel y nos cerraron”.

Aun cuando ahí sí hay gasolina y la pipa les había surtido esta mañana aguardaban la orden de abrir, “se supone que para el mediodía ya nos abren”, comentó uno de ellos.

Sin querer dar sus nombres señalaron que ya les urge que se restablezca el servicio, debido a que ante la falta de trabajo también tuvieron falta de ingresos y “de todas maneras tenemos que llevar comida a nuestras casas”, ello, explicaron, porque aun cuando les pagan el sueldo mínimo, con lo que compensan es mediante las propinas que dejan quienes cargan el energético.

Otra de las gasolineras, sobre la avenida Norte 45, que durante los días previos permanecía abarrotada, pero fluida, y en la cual se reportaban tiempos de espera menos tortuosos que las más de cinco horas que algunos otros automovilistas reportaron en redes sociales en otros puntos de la ciudad, atendían con tanta velocidad que los tiempos de espera eran ya de unos 10 minutos.

La jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum Pardo, sugirió a los automovilistas en la víspera un calendario a manera de propuesta con el que se pretende agilizar la carga de combustible en el Valle de México.

Así, los vehículos con terminación de placas 9 y 0 y engomado azul se abastecerían los lunes; los que tienen terminación 5 y 6 y engomado amarillo, lo harían los martes; los automotores cuya matrícula termina en 7 y 8 y engomado rosa, cargarían los miércoles; los de terminación 3 y 4 con engomado rojo se abastecerían los jueves, mientras que los coches con terminación de placas 1 y 2 y engomado verde pasarían los viernes a la gasolinera.

La mandataria capitalina advirtió que se aplicarán sanciones como multas y prisión preventiva por reventa de gasolina y anunció que se ampliará hasta el 15 de marzo la verificación vehicular para los automotores cuya terminación de placas es 5 y 6 y engomado amarillo, a fin de evitar filas y aglomeraciones.

Aseguró que continúa la coordinación con Petróleos Mexicanos (Pemex) para normalizar el abasto a la brevedad posible y dio a conocer que se dará prioridad de traslado a las pipas que transportan gasolina para surtir las estaciones de servicio.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -