Metrópoli


Delincuentes usan hoteles y moteles como guaridas y casas de seguridad

La Policía de Investigación descubrió dos casos en los que secuestradores alquilaron las habitaciones de los establecimientos para ocultar a sus víctimas.

Delincuentes usan hoteles y moteles como guaridas y casas de seguridad | La Crónica de Hoy

Investigan algunos hoteles del Eje 1 Norte, Centro y Tlalpan, donde también hay denuncias sobre este modus operandi.

Algunos hoteles y moteles de la Ciudad de México se han convertido en guaridas de secuestradores, asesinos, narcomenudistas y, en las últimas semanas, espacios donde mantienen cautivas a las víctimas.

La policía de investigación descubrió dos casos en los que los plagiarios rentaron cuartos de hotel para convertirlos en sitios de seguridad, desde donde también negociaban la liberación de sus rehenes.

En uno de los casos, el 22 de enero, agentes detuvieron a la recepcionista del Hotel Plaza Revolución y al gerente, acusados de prestar una habitación para un secuestro.

Según investigaciones, hombres que dijeron ser de la Unión de Tepito tenían plagiados a una mujer y a su hijo en una de las habitaciones, y por ellos pedían un rescate de 500 mil pesos.

El jefe de la policía, Omar García Harfuch, afirmó la semana pasada que el caso ya lo estaba investigando la Fiscalía General de Justicia.

“Al parecer es un secuestro virtual de una familia que estaba en ese hotel: la cambian de habitación; de ese evento no se tienen detenidos, sólo se presentó al gerente y a la recepcionista y declararon”, dijo en aquella ocasión el mando policiaco.

En otro caso, tres personas de nacionalidad colombiana fueron detenidas en medio de un operativo de la Policía capitalina, luego de que tuvieran secuestrada a una mujer de la tercera edad al interior de un cuarto del hotel City Express de Tlalpan.

Los sujetos entablaron comunicación con uno de los hijos de la víctima, a quien le exigían 300 mil pesos por liberarla.

Uniformados de la SSC realizaban recorridos de seguridad y vigilancia en calles de la colonia Arenal de Guadalupe, cuando un hombre les solicitó el apoyo porque había recibido una llamada a su teléfono y posteriormente le mostraron fotografías de su mamá.  

BAJO LUPA. La Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que se encuentran investigando moteles de Eje 1 Norte, Centro y Tlalpan en los que se ha denunciado esta clase de secuestros, en los último cuatro meses.

“Están aumentado este tipo de secuestros por horas, o virtuales, en los que les piden cifras cuantiosas a los familiares para liberarlos”, explicó Eduardo Chavira, agente de la SSC.

Añadió que en los casos de secuestros registrados en la capital del país las víctimas optan por no denunciar el hecho por miedo a que los agresores busquen venganza.

“Es un tema delicado en el que la fiscalía debería prestar atención y apoyar a las víctimas que sufren estos casos para que no queden impunes”, agregó el experto. De la misma manera, otros casos de violencia en hoteles se han registrado en la capital del país, tal es el caso de Yanet Ruby, una mujer de 26 años que fue hallada sin vida en una habitación de hotel en la colonia Guerrero.

La fémina estaba atada de manos y con signos de estrangulamiento, hasta el momento las autoridades no han dado a conocer si hay detenidos al respecto.

El año pasado un caso de secuestro y violación se registró en Tlalpan cuando una mujer de 48 años fue raptada por un taxista y la metió contra su voluntad al establecimiento.

Una vez que los policías llegaron al lugar, la mujer narró que iba caminando sobre Calzada de Tlalpan cuando un hombre la obligó a subir a un vehículo y la llevó contra su voluntad al hotel donde abusó sexualmente de ella.

Al escapar, el agresor se llevó su ropa. La mujer fue atendida por paramédicos al presentar crisis nerviosa. Dado que no necesitó traslado médico, se fue en compañía de sus hijos.

Sobre estos casos el Consejo Ciudadano aseguró que tienen conocimiento del tema y que se encuentran cotejando datos con las autoridades para conocer la gravedad del problema y comenzar a denunciar los casos.

Comentaron que hasta el momento el único caso del que están enterados es el del Hotel Plaza Revolución, por lo que informarán si haya otro.

MODUS OPERANDI. Graciela sigue, en coordinación con la Fiscalía General, en busca del taxista que intentó plagiarla y meterla en un hotel sin su consentimiento.

La mujer de 24 años cuenta a Crónica que sospecha que su caso es uno más donde personal de un hotel alquila habitaciones a plagiarios para que las utilicen como sitios de seguridad, como está ocurriendo en las últimas semanas en la Ciudad de México.

Comentarios:

Destacado:

+ -