Opinión


Democracia, una anciana que no deja de lastimar a México

Democracia, una anciana que no deja de lastimar a México  | La Crónica de Hoy

DR. JEAN FRANÇOIS PRUD’HOMME, 

EL COLEGIO DE MÉXICO:

 

+Para los que no tenemos creencias,

la democracia es nuestra religión

Paul Auster

Tomo sin su permiso y por ello me disculpo, el primer párrafo de su estudio denominado La insatisfacción con la democracia en el México actual, por ser la mejor ilustración que encontré sobre el estado de cosas entre México y la democracia, hoy:

           “Según sus resultados, sólo 23% de los mexicanos se sienten satisfechos con el funcionamiento de la democracia, contra un 73% que se declara insatisfecho (el promedio regional de insatisfacción es de 57%). México encabeza a los países de la región en cuanto al nivel de insatisfacción sobre el funcionamiento de la democracia.

De la misma manera, 38% de los mexicanos declaran no estar convencidos de que ‘la democracia es el mejor sistema de gobierno’, mientras que el promedio regional es de 18%.

Según la misma encuesta, 36% de los mexicanos opinan que ‘les da lo mismo’ que el gobierno sea democrático o autoritario, en comparación con una tasa promedio de 18% para los 17 países latinoamericanos considerados en la encuesta.”

Asoladora situación la que usted describió con los mejores instrumentos que existen para dibujar la realidad, que son las cifras…

Ahora, retrocedo en el tiempo para caer en un texto escrito por León Trotsky en el año 1936 y titulado ¿Hacia dónde va Francia? que me envió un lector anónimo, “a propósito de lo que pasa en Ecuador, Chile, Cataluña, Hong Kong, Colombia, Haití y lo que se acumule esta semana, la actualidad de este texto es clarísima”, y dice:

“... En la actualidad, en todos los países actúan las mismas leyes, las de la decadencia capitalista. Si los medios de producción siguen en manos de un pequeño número de capitalistas, no hay salvación para la sociedad, está condenada a ir de crisis en crisis, de miseria en miseria, de mal en peor.

“En los distintos países, las consecuencias de la decrepitud y decadencia del capitalismo se expresan bajo formas diversas y con ritmos desiguales, pero el fondo del proceso es el mismo en todos lados, la burguesía ha conducido a su sociedad a la bancarrota completa. No es capaz de asegurar al pueblo ni el pan ni la paz. Es por ello, precisamente, que no puede soportar el orden democrático por mucho tiempo más. (La democracia) Está constreñida a aplastar a los obreros con ayuda de la violencia física, pero no puede terminarse con el descontento de los obreros y campesinos mediante la policía únicamente.

“Enviar al ejército contra el pueblo pronto se hace imposible; comienza a descomponerse y termina con el paso de una gran parte de los soldados al lado del pueblo. Por ello el gran capital está obligado a crear bandas armadas particulares, especialmente entrenadas para atacar a los obreros, como ciertas razas de perros entrenados para atacar a la presa…”

Creo, doctor Prud’Homme, que si Trotsky hubiera escrito hoy este texto, él sí le habría solicitado permiso para legitimar su visión de la democracia en el ámbito mexicano…

 

Leopoldo Mendívil

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -