Opinión


Dennis Muilenburg

Cada vez salen a la luz más detalles que muestran que Boeing no hizo ningún esfuerzo para enseñar a los pilotos cómo manejar su nuevo modelo, el ahora repudiado 737 Max 8, cuando resulta que su software presentaba grandes cambios respecto al clásico 737. El sistema MCAS inclina la cabeza hacia abajo para compensar una elevación excesiva por cambios en la aerodinámica, y no avisaron a nadie. . El director ejecutivo de la compañía debe muchas explicaciones.

Dennis Muilenburg | La Crónica de Hoy

Cada vez salen a la luz más detalles que muestran que Boeing no hizo ningún esfuerzo para enseñar a los pilotos cómo manejar su nuevo modelo, el ahora repudiado 737 Max 8, cuando resulta que su software presentaba grandes cambios respecto al clásico 737. El sistema MCAS inclina la cabeza hacia abajo para compensar una elevación excesiva por cambios en la aerodinámica, y no avisaron a nadie. . El director ejecutivo de la compañía debe muchas explicaciones.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -