Nacional


Denuncian 100 deportaciones diarias por Matamoros

Anticipan mayor número ante redadas anunciadas en EU. Instancias internacionales y el gobierno estatal coinciden en que Tamaulipas no debe ser receptora de migrantes expulsados, para evitar que sean víctimas de cárteles

Denuncian 100 deportaciones diarias por Matamoros | La Crónica de Hoy

El gobierno estatal, el Instituto Nacional de Migración y, por parte de instancias internacionales, Médicos sin Fronteras, estuvieron de acuerdo en que Tamaulipas no debía recibir migrantes. El riesgo era mayor y el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca aclaró desde inicios de julio que no estaba eludiendo el problema, que su gobierno estaba dispuesto a colaborar en otros aspectos a cambio de no considerar que su entidad podía ser receptora de migrantes expulsados desde EU.

Contra todas estas advertencias, la administración Trump comenzó a enviar a los detenidos por el punto de Matamoros, el peor en términos de seguridad según Médicos sin Fronteras. La agencia noticiosa EFE reportó el arribo “a diario” de un centenar de deportados mexicanos a Matamoros lo que “anticipa la posible llegada de más personas y pone en alerta a las instituciones, tras las anunciadas redadas masivas por parte del presidente Donald Trump”.

“Durante julio, por la frontera norte del nororiental estado mexicano de Tamaulipas, se ha incrementado considerablemente el número de personas que son repatriadas de los Estados Unidos a través del cruce internacional Puente Nuevo que conecta las ciudades de Brownsville (Texas) y Matamoros, en Tamaulipas”, complementa el reporte.

En el mismo parte noticioso se menciona que la Casa del Migrante en Matamoros, Juan Sierra Vargas, confirmaron la entrega de migrantes.

Para Médicos sin Fronteras y también para las autoridades locales, el riesgo evidente es que el narco realice prácticas como el secuestro o el reclutamiento en esta masa de deportados.

Los mexicanos están regresando a su país prácticamente sin pertenencias y se les ve acomodándolas en bolsas de plástico antes de internarse en México.

Para completar este cuadro de crisis, se especulaba que desde inicios de julio autoridades de México y Washington buscaban expandir el protocolo “Quédate en México” (o Remain-in-México) a la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, lo que condenó Médicos Sin Fronteras debido “a los peligros que enfrentarían los solicitantes de asilo en Estados Unidos al ser devueltos a esta ciudad fronteriza mientras sus solicitudes son procesadas”.

“Devolver a las personas que buscan asilo y obligarlos a permanecer en Nuevo Laredo es una política inhumana, es ponerlos en manos del crimen organizado, donde ser migrante es sinónimo de ser una mercancía”, advirtió María Hernández, del equipo de coordinación de Médicos Sin Fronteras en México.

Las autoridades tamualipecas establecieron enlaces permanentes con el Instituto Nacional de Migración a efecto de que el flujo de migrantes a los albergues fuese reportado de inmediato, aunque la posición del gobierno de García Cabeza de Vaca sigue siendo que no debe incrementarse el número de centros de alojamiento en la entidad.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -