Opinión


Derecho a la identidad

Derecho a la identidad | La Crónica de Hoy

Si bien el artículo primero constitucional establece la igualdad de derechos para todas y todos, el segundo artículo de nuestra Carta Magna reconoce las diferencias que existen entre los diversos grupos y comunidades que conforman lo que llamamos México, un país pluricultural, rico y vasto en tradiciones nuevas o ancestrales.

Justo el artículo segundo de la Constitución reconoce y garantiza “el derecho de los pueblos y las comunidades indígenas a la libre determinación y, en consecuencia, a la autonomía” en temas como sus formas internas de convivencia y organización social, económica, política y cultural.

Sin embargo, algunas decisiones del propio Gobierno han atentado contra este derecho de los pueblos originarios a la libre determinación e incluso contra su derecho a la identidad, a través del arraigo a sus lugares de origen.

Tal es el caso que padecen los habitantes de la colonia Olivar Santa María y de los barrios San Sebastián y San Isidro, del Pueblo de Santiago Tulyehualco.

El 27 de febrero de 2013, el Consejo General del entonces Instituto Federal Electoral aprobó los acuerdos CG71/2013 y CG72/2013, que modificaron la cartografía electoral en relación a los límites territoriales entre las delegaciones de Xochimilco y Tláhuac.

En cumplimiento a los citados acuerdos, el Consejo General del Instituto Electoral capitalino aprobó los ajustes correspondientes al marco geográfico electoral del otrora Distrito Federal. Con estas modificaciones, la colonia Olivar Santa María y los barrios San Sebastián y San Isidro dejaron de pertenecer a la delegación Xochimilco, para formar parte de la delegación Tláhuac.

Lo grave es que estas modificaciones se realizaron con fines electorales y sin considerar las tradiciones históricas, territoriales, culturales y políticas que conforman la identidad de los pueblos originarios de la Ciudad de México, en especial de los habitantes de Olivar Santa María, San Sebastián y San Isidro, quienes históricamente han sido xochimilcas y ahora resulta que no, que desde un escritorio  decidieron que ellos son habitantes de Tláhuac.

El tema no es menor y no se trata sólo del nombre de la alcaldía en la que viven, es su derecho a la identidad. Tan es así que los propios habitantes de dicha colonia y barrios han expresado su desacuerdo y exigen que se les reconozca su autoadscripción como pueblos originarios de Xochimilco.

Porque la idea de querer pertenecer a una Alcaldía distinta a la que se ha asignado por razones electorales no es un capricho, es una reivindicación del reclamo social e histórico por la pertenencia a un espacio.

Su exigencia por mantener su condición de pueblos originarios de Xochimilco tiene concordancia con su derecho a la autodeterminación y dar certeza jurídica a los habitantes de esta ciudad de que sus derechos son respetados y reciben un trato eficaz y eficiente por parte de las autoridades.

En el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo hemos dado puntual seguimiento a este caso, y ahora tenemos la oportunidad de subsanar esta situación, además del mandato constitucional del artículo vigésimo segundo transitorio, el cual establece que tras el proceso electoral de 2018, “el Congreso de la Ciudad de México deberá iniciar el proceso de revisión de la configuración para la división de las demarcaciones territoriales que conforman la Ciudad de México”, proceso que deberá concluir a más tardar en diciembre de 2019, según el mismo articulado.

Es por eso que presentaré una iniciativa con proyecto de decreto por la que se reforma el artículo vigésimo segundo transitorio de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo y de la Administración Pública de la Ciudad de México, en materia de los límites geográficos entre las demarcaciones territoriales de Tláhuac y Xochimilco, y que tiene como propósito subsanar una falla administrativa producto de decisiones tomadas sin consideración del sentir de las comunidades afectadas.

Luego de cumplir con el proceso parlamentario de discusión, presentación al Pleno y votación, la aprobación de esta iniciativa sentará un precedente de protección al derecho a la autodeterminación de los pueblos y barrios originarios.

Es por eso que confío en que mis compañeras y compañeros diputados de la I Legislatura estarán a la altura del momento histórico del que somos parte, y que garantizaremos el bien común y la justicia social de los pueblos y barrios.

#TrabajoPorTi

 

* Coordinadora del Grupo
Parlamentario del Partido del
Trabajo, en la I Legislatura del
Congreso de la Ciudad de México

Twitter: @CamachoCirce

Facebook: CamachoCirce

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -