Cultura


Desde este fin de semana, el cielo de la CDMX se llenará de poesía

POESÍA AL AIRE. Drones escribirán poemas de Maricela Guerrero, Ruperta Bautista, Raúl Zurita y Luis Felipe Fabre que se podrán leer desde diferentes puntos de la ciudad, dice Cinthya García, directora de Casa del Lago

Desde este fin de semana, el cielo de la CDMX se llenará de poesía | La Crónica de Hoy

Poemas en el cielo, escritos con drones, se podrán leer en diferentes puntos de la Ciudad de México cada fin de semana del mes de abril a las 20:00 horas, a partir de este sábado. La actividad llamada Escrituras en el cielo y organizada por Casa del Lago proyectará versos de Maricela Guerrero, Ruperta Bautista, Raúl Zurita y Luis Felipe Fabre.

Inspirados en el poeta chileno Raúl Zurita, quien en 1982 presentó quince versos de su poema La vida nueva en el cielo de la ciudad de Nueva York usando rastros de humo generado por avionetas, este proyecto busca acercar la literatura más allá del papel.

“¿Qué pasaría si estas escrituras en el cielo tienen lugar hoy cuando las personas siguen confinados? Armamos este programa que tiene mucho de tecnología, de corporalidad y de literatura en movimiento que escapa de la página”, expresa Cinthya García Leyva, directora de Casa del Lago.

Escrituras en el cielo arranca este sábado 17 de abril con el texto Axkan kema/Así mero de la poeta Maricela Guerrero (Ciudad de México, 1977) que se elevará desde el Centro Deportivo Cuauhtémoc y será visible en las colonias Buenavista, Santa María la Ribera y Guerrero en la alcaldía Cuauhtémoc.

La segunda proyección será el viernes 23 de abril con un poema de la traductora tzotzil Ruperta Bautista (Chiapas, 1975) que se colocará en la Preparatoria No. 6 de la UNAM para verse en la zona sur de la ciudad, principalmente en los alrededores del Centro de Coyoacán.

El viernes 30 de abril, la segunda sección del Bosque de Chapultepec y sus colonias aledañas Daniel Garza al Poniente, Ampliación Daniel Garza, Observatorio y América, observarán los versos de Raúl Zurita (Chile, 1950) quien presentará nuevos poemas.

“Zurita retomará el hilo de los versos dedicó en 1982 y hoy, 20 años después, agregó cinco más en el contexto pandémico. Fue muy específico de querer dialogar con esa acción del 82 y hacer una especie de homenaje a todos los caídos en una ciudad tan grande como la nuestra”, destaca García Leyva.   

La última fecha, el sábado 8 de mayo se proyectarán versos de Luis Felipe Fabre (Ciudad de México, 1974) desde el CCH Vallejo y podrán verse en las colonias Churubusco Tepeyac, Valle del Tepeyac, San Bartolo Atepehuacan, Lindavista y en la Zona de hospitales Magdalena de las Salinas.

HONRAR A AMBIENTALISTAS. “La poesía da esperanza, ofrece la oportunidad de imaginar otros mundos y creer que otro mundo es posible”, expresa Maricela Guerrero, poeta que este sábado, durante la proyección de Axkan kema/Así mero, recordará los nombres de los ambientalistas asesinados.

“Axkan kema quiere decir ‘así mero’ o al menos así lo entendía mi papá quien era el cuidador de su abuelo y él recuerda que esa era una palabra que le decía. A partir de vincular esa palabra con los cuidados busco recuperar y darle una vuelta a la idea de que sólo las mujeres cuidamos, ciertos hombres también cuidan. Además es recuperar la vena de un idioma que tuvimos que dejar”, detalla.

Sobre la proyección de los activistas que murieron en la defensa de ecosistemas, Guerrero señala que es un homenaje a quienes están dando la batalla más fuerte contra las industrias extractivistas en las comunidades.

“Quiero transmitir esperanza. Si bien los ambientalistas han sido asesinados en la defensa de los territorios, han dejado semillas en otras comunidades. Es un homenaje a Leydy Pech, apicultora maya, que fue premiada con el Premio Goldman 2020 por haber vencido a Monsanto, y a Francia Márquez que también tiene una defensa muy intensa contra las presas hidroeléctricas en Colombia”, indica.

El que las palabras se reflejen en el cielo, es para Maricela Guerrero una metáfora de las luciérnagas de Didi Huberman.

“Estas luciérnagas son la esperanza, escribir con luciérnagas es un darnos cuenta que siempre hay posibilidades de revirar, de establecer cambios hacia mejores espacios, hacia mejores soluciones. En ese texto lo que hace Huberman es hablar de las luciérnagas en el contexto del fascismo italiano y cómo éstas son voces y personas que en medio de la oscuridad dicen y hacen cosas para esperanzarnos hacia espacios con mejor suerte”, afirma.

Guerrero comenta que Escrituras en el cielo es un buen acercamiento al disfrute de la poesía.

“Sé que para mucho público su acercamiento a la poesía no ha sido el más propicio, sin embargo, la poesía es un espacio de mucho gozo, diversión y sí se puede llegar a la reflexión a través de los sentidos, del cuerpo, no sólo con argumentos”, expresa.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -