Opinión


Desigualdad y medio ambiente

Desigualdad y medio ambiente | La Crónica de Hoy

Dos hechos geográficamente distantes y aparentemente ­inconexos ponen de manifiesto al menos dos de las preocupaciones centrales de nuestros tiempos: medio ambiente y desigualdad.

Por un lado, el Consejo de Seguridad de la ONU (CSONU), en su sede en Nueva York, ha programado una sesión para examinar la relación entre los conflictos armados y la preservación del medio ambiente. Si bien bajo el formato de la llamada fórmula Arria, mediante la cual los miembros del CSONU debaten temas de manera informal que no son parte de su agenda formal y en el que pueden concurrir actores fuera del Consejo pero que pueden ser relevantes en la materia, lo cierto es que los temas ­medioambientales están cada vez más presentes en las preocupaciones del mantenimiento de la paz y la seguridad.

A manera de antecedentes inmediatos, cabe recordar que en enero del año en curso el CSONU, bajo la presidencia de República Dominicana en ese mes, organizó un debate abierto a toda la membresía de la ONU para examinar “el impacto de los desastres relacionados con el cambio climático en la paz y seguridad internacional”.

En julio de 2018, bajo la presidencia mensual de Suecia, tuvo lugar un debate sobre los riesgos a la seguridad relacionados con el clima. Otros ejemplos a mencionar son: la reunión informativa, que a iniciativa de Bolivia sostuvo el CSONU en octubre de ese año, sobre el rol de los recursos naturales como causa estructural de los conflictos, y también en ese mismo periodo, en el formato ya señalado de fórmula Arria, los miembros del Consejo, bajo el copatrocinio de Bolivia, Costa de Marfil y Países Bajos, examinaron la temática del agua, la paz y la seguridad.

De hecho, esta nueva discusión da seguimiento a la reunión que organizaron Alemania y Kuwait en noviembre de 2018.  De manera que antes del cierre de 2019, los patrocinadores de esta reunión Arria (Alemania, Estonia, Kuwait y Perú), programaron la participación de altos funcionarios de la ONU como la del subsecretario general y jefe del Programa para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente), Satya Tripathi,  y de Willem Zwijnenburg, líder de la organización PAX sobre Desarme Humanitario, a fin de establecer las interrelaciones existentes entre medio ambiente y conflictos armados para una mayor cooperación y coordinación para atajar la degradación ambiental causada por los conflictos armados que son parte de la agenda del CSONU.

Tendrán particular relevancia las propuestas que puedan surgir para que la ONU y el propio Consejo puedan proteger adecuadamente a las personas y a las comunidades impactadas por la degradación ambiental e identificar patrones y tendencias en áreas en conflicto que incrementan los riesgos de desastres ecológicos.

Por otro lado, en Bogotá, actualmente escenario de intensas manifestaciones ciudadanas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha presentado su informe sobre Desarrollo Humano 2019, titulado Más allá de los ingresos, más allá de los promedios, más allá de hoy: desigualdades en el desarrollo humano en el siglo XXI. A reserva de elaborar un análisis más detallado del mismo en siguientes colaboraciones, el documento sostiene la tesis central de que la desigualdad tiene nuevos rasgos que van más allá de la variable clásica sobre el diferencial de los ingresos de las personas, de manera que puede hablarse de una nueva generación de desigualdades que mantienen una estrecha interrelación con el cambio climático y del desarrollo tecnológico.  Ello en su conjunto, requiere de la implementación de nuevos enfoques en las políticas nacionales de los gobiernos y globales. Para el administrador del PNUD, Achim Steiner, existe una “desigualdad sistémica que está causando un daño profundo a nuestra sociedad, ya que es preciso comprender que el problema radica en la distribución desigual de riqueza y poder.

Difícilmente puede sostenerse que las preocupaciones por el ambiente y la desigualdad son nuevas, pero resulta positivo el planteamiento de poner sobre la mesa pública la complejidad de los problemas del medio ambiente y la desigualdad en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales en el caso del CSONU, y del impacto y las posibles soluciones para acabar con las crecientes disparidades sociales asociadas con la desigualdad a nivel mundial en favor de un desarrollo humano de beneficio colectivo, como lo expone el informe del PNUD.

 

gpuenteo@hotmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -