Opinión


Desmontar la crítica de arte

Desmontar la crítica de arte | La Crónica de Hoy

Quienes escribimos sobre arte somos calificados por redes de nepotismo, mercado de favores o artistas que no toleran la crítica como oportunistas que buscan visibilidad, poder y legitimación. El crítico de arte es reducido a ser un policía que censura y regula arbitrariamente o a conveniencia, o incluso, un esclavo sin paga que ensalza objetos mercadeables o promociona exposiciones de museo planeadas durante años por curadores, quienes “si saben de arte”.

Desde Kurizambutto y sus posteriores imitadores y derivados actuales, la crítica se ha tornado visual, odia y evita los textos y ensayos escritos formalmente al descalificarlos de académicos, prefiriendo conversatorios, opiniones video grabadas, memes o incluso promoción por acumulación de likes de la obra de los cuates; no obstante, el problema es que sus posturas e iniciativas carecen de sistemas de pensamiento y rigor historiográfico con los cuales establecer posturas discursivas sólidas.

Otras formas de desmontar la Crítica de Arte suceden cuando la revista Terremoto reproduce comunicados de prensa de galerías, sustituyendo las breves reseñas de autor de 300 palabras que todavía aparecen en Artforum, Flash Art, etc. O a través de la reducción oportunista de la Crítica de Arte a la mera imposición de linajes autorales y teóricos en la Escuela de Crítica de Arte de La Tallera en Cuernavaca.

Daniel Montero en el simposio, Las Venas Abiertas del Arte Contemporáneo en América Latina, 2019, ITESO, habla de la articulación del campo artístico Millennial como una “Autorepresentación siempre móvil en tensiones temporales producto de flujos de información” siendo esta la confluencia entre periodismo, historiografía y teoría que siempre ha tenido la Crítica de Arte, y donde si en la “nueva realidad” posterior al COVID-19 entra en decadencia la obsesión Millennial por el networking, se podrá reactivar al arte como fenómeno estético y formal articulado con su entorno social, cultural y político, y por lo tanto, a la propia Crítica de Arte.

 

Twitter: @artgenetic

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -