Opinión


Diana Sánchez Barrios

La dirigente de ambulantes mantuvo dos meses secuestrada la Alameda Central con la instalación de su romería decembrina. No le importó imposibilitar la realización de la tradicional Feria del Libro que se apostaría en el mismo lugar, alegando que ella obtuvo permisos de la administración de Miguel Ángel Mancera para trabajar en el punto. La hija de Alejandra Barrios concluyó su vendimia y puso a sus asociados a lavar el sitio que convirtió en un verdadero tianguis.

Diana Sánchez Barrios | La Crónica de Hoy

La dirigente de ambulantes mantuvo dos meses secuestrada la Alameda Central con la instalación de su romería decembrina. No le importó imposibilitar la realización de la tradicional Feria del Libro que se apostaría en el mismo lugar, alegando que ella obtuvo permisos de la administración de Miguel Ángel Mancera para trabajar en el punto. La hija de Alejandra Barrios concluyó su vendimia y puso a sus asociados a lavar el sitio que convirtió en un verdadero tianguis.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -