Opinión


Diario de un chairo o política en modo raudo

Diario de un chairo o política en modo raudo | La Crónica de Hoy

Diario, hoy volví a descubrir (se trata de un ejercicio que uno tiene que practicar de lunes a domingo) que en la redes sociales no es bueno engancharse con gente necia, siniestra, violenta o tonta ni con cualquiera de sus posibles combinaciones. Hay toda una crítica desde Morena modo simpatizante de la 4T que no tolera las ¿tonterías? de Mario Delgado y fuimos, al menos yo sí, críticos de esa tendencia avilocamachista de la que este cuate es operador, pero en este momento de elecciones mis prioridades como ciudadano son que Morena y aliados ganen el Congreso, por la sencilla razón que entrar a paralizar un proyecto es suicida. Porque esa es su apuesta explícita. Proyecto, además golpeado o criticado un día sí y otro también, con el objetivo de desviar el debate político de fondo: la perversa oferta política de Va por M y lo que entraña.

Por cierto, diario, cuánta razón tiene el presidente sobre el ejercicio que propuso ayer en la mañanera. Un día en auto sintonizando los noticieros matutinos, que son los que a veces llego a oír en cuatro ruedas, es escuchar la misma melodía interpretada por distintos coros, algunos más profesionales, eso sí, aunque los prefería disruptivos. Me quedo con las mañaneras aunque me pone de malas que el presidente le haga publicidad de a grapa al Reforma, casi no les da anuncios pero cómo los promueve.

Para mí el sentido común, que a veces es el menos común de los sentidos, es el que hace que Morena mantenga una amplia ventaja sobre el conglomerado de intereses y negocios que paralizarían al país con el control del presupuesto en las cámaras.

Ganar el Congreso desde la 4T fortalecerá las corrientes críticas. Tampoco la vamos a tener fácil, pero pensar que en la oferta de Claudio Equis Glez, habrá espacio para discutir y ejecutar una agenda de izquierda, es ingenuo, por decir lo menos.

La oferta correcaminos, lo escribo así, diario, porque al personaje de marras lo representó de una manera bien dinamitada uno de los monosapiens, tampoco es opción para las corrientes hipercríticas con las que si no debato en tiempos de paz electoral, menos ahora. Para que me entiendas mejor, diario, imagínate que yo le dijera a mis amigos 4T: “Carnales, qué creen, como dejaron pasar a Macetonio, voy a votar en mi distrito por el cambio para que tenga contrapesos el poder. Habrá voto de castigo contra el partido, aunque no sea guerrerense.” O, peor aún: “Bandita, apoyaré a quien suceda dignamente a Silvano Aureoles porque en irrestricto respeto al marco constitucional el imparcial árbitro impoluto eliminó, ya en una segunda jugada, a Raúl Morón.” Imagínate, diario, hasta mis amigos conservas me preguntarían, qué te pasa, mi chairo.

¿Por cierto, has notado que ese árbitro y ese abanderado juegan más que el rey Pelé? Hay cartones y memes sensacionales. Te lo digo así. Mi postura está clara desde que prefiguré el actual escenario: voy por más votos para Morena, no asistiré a ninguna manifestación a favor de Macetonio o de otro impresentable, pero desde la praxis, porque finalmente eso es la política por lo menos de aquí a julio, voy a votar por el proyecto que representa el presidente porque creo en él. Lo que más me reconforta es que nadie tiene el valor de decir, sí, yo también me quito la máscara y voto por la Oposición Marca Acme.

Lo bueno es que soy chilango y no tengo esos dilemas. Por cierto, qué náusea me causan los aliados del gánster de la Benito Juárez, Jorge Romero, que “presumiblemente” vía su candidato Santiago Taboada amenazó al chavo Alfonso Flores Durón, director de El Soberano por el anuncio del trabajo de investigación de su equipo: “Breve historia de la Benito Juárez”, del que cada domingo sale un capítulo.

En redes circula el primero, dicho sea de paso. Las burdas amenazas implicaron todo un operativo que tapizó las calles cercanas a su domicilio y las paredes de su inmueble con carteles de la fotografía del periodista Flores Durón y el logo de El Soberano, con la palabra “acosador”, y otros más con la candidata de Morena; operativo que fue captado por cámaras de vecinos y que despertó el interés de Artículo 19.

Diecisiete gorilas posando para múltiples cámaras y amenazando de muerte al colega cuando entre él y un grupo de vecinos se disponían a quitar los carteles es algo que debería tener consecuencias penales a partir de la legislación electoral vigente y entiendo que en esa ruta va Alfonso. Por cierto, entre los candidatos de la Benito Juárez por Morena-PT se encuentra Renata Turrent Hegewisch, con una trayectoria intachable.

Gane o pierda Morena el Congreso, Aguilar Camín ya anunció manoteando y echando lumbre RGB entre sus cuates de prepa como dragón virtual, la ruta de mediano y largo plazo que están siguiendo como guión: van por la revocación de mandato, y después por la presidencia. Con quién: ¿con Ricardo Anaya el señor del taco, con Samuel el regio que le mete billete a sus redes sin que árbitro y abanderado digan nada? Eso es mucho futurismo pero no me visualizo como elector en ninguno de esos perversos escenarios.

Mejor te comento mi opinión sobre la reforma al poder judicial. Vamos por partes, diario. Sobre el artículo a modo pro Zaldívar, creo que fue un error aunque no deja de preocuparme que el presidente considere que es el único que puede hacer algo para rescatar a ese desaseado poder desde su entraña.

Lo que me parece mezquino o torpe es que si los correcaminos ya anunciaron que van en el segundo tiempo por la revocación de mandato del presidente digan que ese artículo que pone en una posición de privilegio a un ministro, puede después servir para que se reelija AMLO como Chávez, ya chole, ¿no? Este último, por lo menos, es un falso y siniestro debate.

Unos párrafos condensadores sobre la reforma de ese poder se los pedí prestados a mi amigo César Zavala, publicados antes de este escándalo, y los reproduzco con su permiso por su elocuencia:

“Una gran parte de mi familia ha pertenecido siempre al Poder Judicial de la Federación. Con decirles que desde el papá de uno de mis abuelos (quien estuvo en la rotonda de los hombres ilustres de SLP), mi abuelo mismo y sus hermanos, mis tíos y primos (y hasta las esposas) han estado y están ahí. Es más, este abuelo fue quien juzgó el famoso caso de ‘El Pelacuas’, ‘El Sherezada’ y ‘El Neri’ por ahí de los setenta y otros casos mas mediáticos que después les contaré.

“Y todos, pero todos sabemos a la perfección que el único camino para entrar y ascender en [ese poder ‘autónomo’] (los corchetes son míos) es el nepotismo. Es más, esa institución ES el nepotismo puro.

“Por eso, muy a diferencia de muchos de mis amikes aspiracionistas y whitexicans wanna be, yo sí conozco desde sus entrañas en qué consiste esta meritocracia mexicana, y por supuesto siempre reiré para mis adentros sobre sus ingenuas ambiciones.

“En la mañanera se anunció la reforma al poder judicial que, entre otras cosas, es un intento por democratizar los procesos de selección y asignación de puestos. Es decir el saneamiento de la institución bajo una visión de estado de derecho. Saben cuál fue la reacción de la oposición?

“Diktador!!!”

Si la política es la elección entre inconvenientes yo ya tengo claro mi objetivo: ni el correcaminos, ni la anulación. Punto.

* * *

Letras al pie.

Sobre la imagen: paráfrasis visual de “Saturno devorando a sus hijos de Francisco de Goya.” Autor: Francisco Antonio Ledesma, óleo sobre madera de 25x20, (2021).

Instagram: nostragamuss_artes_visuales. https://www.facebook.com/francisco.antonio.ledezma

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO

+ -