Opinión


Diego Alonso

El técnico de Rayados de Monterrey ya colmó la paciencia de los aficionados del equipo, quienes pidieron a coro su salida en el estadio BBVA, donde cayeron por 2-0 ante Tigres. Y es que el club con la nómina más alta del futbol mexicano sigue sin pies ni cabeza; después de 12 jornadas transcurridas en el torneo llegó a seis derrotas en lo que va del Apertura 2019, con el riesgo de jugarse su boleto a la Fiesta Grande en las últimas seis jornadas de torneo. En la cancha se vio un equipo de Rayados sin idea, sin futbol, sin orden, sin mística, por lo que tras la derrota se quedaron estancados en 16 puntos, algo incomprensible para la afición, por lo que la directiva de Rayados tiene la solución en su poder.

Diego Alonso | La Crónica de Hoy

 El técnico de Rayados de Monterrey ya colmó la paciencia de los aficionados del equipo, quienes  pidieron a coro su salida en el estadio BBVA, donde cayeron por 2-0 ante Tigres. Y es que el club con la nómina más alta del futbol mexicano sigue sin pies ni cabeza; después de 12 jornadas transcurridas en el torneo llegó a seis derrotas en lo que va del Apertura 2019, con el riesgo de jugarse su boleto a la Fiesta Grande en las últimas seis jornadas de torneo. En la cancha se vio un equipo de Rayados sin idea, sin futbol, sin orden, sin mística, por lo que tras la derrota se quedaron estancados en 16 puntos, algo incomprensible para la afición, por lo que la directiva de Rayados tiene la solución en su poder.

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -