Opinión


Diego Prieto

El INAH es una de las instituciones más significativas para la preservación y difusión de la cultura. Y el reacomodo que está significando la llegada de la nueva administración impacta en todos lados, así que no es de extrañar que al INAH esto le haya afectado. Lo que no se vale es que un porcentaje muy alto de arqueólogos, restauradores y difusores de la cultura histórica y arqueológica ni siquiera sepan si cobrarán o no su sueldo. Una palabra de su director, por favor.

Diego Prieto | La Crónica de Hoy

El INAH es una de las instituciones más significativas para la preservación y difusión de la cultura. Y el reacomodo que está significando la llegada de la nueva administración impacta en todos lados, así que no es de extrañar que al INAH esto le haya afectado. Lo que no se vale es que un porcentaje muy alto de arqueólogos, restauradores y difusores de la cultura histórica y arqueológica ni siquiera sepan si cobrarán o no su sueldo. Una palabra de su director, por favor.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -