Opinión


Diego Sinhue

Quizás lo que más llamó la atención sobre este hombre ayer, cuando hablaba del crecimiento económico de Guanajuato, fue que dijo: "No es mi gobierno", sino que el Estado ha venido apostando correctamente desde los años ochenta del siglo pasado por esquemas exitosos y modernos. ¿Se imagina? Sí, en aquella decada en la que gran parte de las familias mexicanas se hundían en el desasosiego, el Bajío empezaba un lento pero seguro camino a ratificarse como granero de México, para pasar después a la vinculación agro-industria y después estructurar una economía tan diversificada que incluye industria automotriz, turismo, alta tecnología aeroespacial y mchos más.

Diego Sinhue | La Crónica de Hoy

Quizás lo que más llamó la atención sobre este hombre ayer, cuando hablaba del crecimiento económico de Guanajuato, fue que dijo: "No es mi gobierno", sino que el Estado ha venido apostando correctamente desde los años ochenta del siglo pasado por esquemas exitosos y modernos. ¿Se imagina? Sí, en aquella decada en la que gran parte de las familias mexicanas se hundían en el desasosiego, el Bajío empezaba un lento pero seguro camino a ratificarse como granero de México, para pasar después a la vinculación agro-industria y después estructurar una economía tan diversificada que incluye industria automotriz, turismo, alta tecnología aeroespacial y mchos más.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -