Mundo


Dimite el jefe de la junta militar de Sudán; no apacigua las protestas

El general Bin Auf renuncia al cargo apenas 24 horas después del derrocamiento de Al Bashir. Los militares prometen un gobierno civil en dos años, pero la población lo exige ahora.

Dimite el jefe de la junta militar de Sudán; no apacigua las protestas | La Crónica de Hoy

Manifestantes siguen concentrados en Jartum para exigir un gobierno civil. (Foto: EFE)

La situación política en Sudán amenaza con descender hacia el caos después de que el general Awad Bin Auf, antes secretario de Defensa, renunciara ayer a su cargo como jefe de la junta militar que, apenas 24 horas antes, asumió el poder tras el derrocamiento del dictador Omar al Bashir en un autogolpe militar.

Bin Auf aseguró, en un acto transmitido por televisión, que renunció al cargo para “preservar la unidad del ejército” y “evitar grietas”, tras las protestas populares que, primero motivaron la caída de Al Bashir y que luego atacaron a la junta por hacerse con el poder en lugar de entregarlo al pueblo a través de elecciones.

El general, sancionado por Estados Unidos por su papel en las matanzas en Darfur, nombró a su vez sucesor al frente del Consejo Militar al general Abdelfatah al Burhan, que juró su cargo poco después.

La marcha de Bin Auf generó un nuevo estallido de alegría entre los manifestantes, concentrados frente al cuartel general del ejército en Jartum, y horas antes del nuevo cambio de poder, el jefe del comité político de la junta militar, Omar Zein Alabidín, prometió que el ejército no se mantendrá en el poder “ni un día más después de los dos años” de transición que ha establecido y que el gobierno “será completamente civil”.

Sin embargo, las protestas se mantuvieron, y de hecho, según varios testimonios, son cada vez más numerosas, pese a que desde ayer impera un toque de queda a las 10 de la noche. Los manifestantes exigen que la transición a un gobierno civil sea inmediata y se deshaga la decisión de la junta de anular la Constitución y disolver el Parlamento y los gobiernos regionales.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -