Escenario


División Minúscula culminó la gira Fronteras en el Metropólitan

La noche de este viernes, la agrupación originaria de Matamoros, Tamaulipas: División Minúscula, concluyó la gira Fronteras, la cual corresponde a la promoción de su producción discográfica más reciente, misma que es un compilado de canciones acústicas de algunos de los temas emblemáticos de su carrera musical.

División Minúscula culminó la gira Fronteras en el Metropólitan | La Crónica de Hoy

La noche de este viernes, la agrupación originaria de Matamoros, Tamaulipas: División Minúscula, concluyó la gira Fronteras, la cual corresponde a la promoción de su producción discográfica más reciente, misma que es un compilado de canciones acústicas de algunos de los temas emblemáticos de su carrera musical. 

 

El Teatro Metropólitan fue el recinto encargado de albergar a las más de 3 mil personas que se dieron cita para ser testigos de un concierto como pocos. Pasadas las 20:30 horas el recinto lucía lleno en su totalidad, las luces se apagaron, y uno a uno, los integrantes ocupaban su lugar; la primer canción que interpretaron fue "Un beso al aire y un tiro al pecho", tema de su segundo álbum discográfico Defecto Perfecto, el cual abre el disco, dando inicio a una noche llena de melancolía y nostalgia, en la que el público logró conectar de una manera peculiar desde el primer momento.

 

"Bienvenidos a Fronteras, muchas gracias por estar aquí y por habernos acompañado a lo largo de este año", dijo Javier Blake, dándole la bienvenida al público que muy atento a lo que pasaba en el escenario, no dejaba de ovacionar en cada oportunidad a la agrupación. 

 

En un ambiente acogedor e iluminación tenue, los nueve músicos en el escenario y un conjunto de cuerdas, musicalizaban mientras al fondo la portada del primer disco Extrañando Casa recreaba una pequeña sala de los años 60.

 

Canciones que se han convertido en hits como “Cada martes”, “Humanos cómo tú”, y “Frenesí” fueron muy bien recibidas por el público interpretadas de esta manera, alejadas de guitarras eléctricas y distorsiones. 

 

La banda conformada por los hermanos Javier y Alejandro Blake, Alejandro Luque, Rodrigo Monfort y Ricardo Pérez se notaron muy agradecidos con el público, consintiendo a lo largo de casi dos horas, a los fans que han estado con ellos desde hace más de veinte años. “Casa de Cristal”, “Maquillaje” y “Altamar” sonaban a lo largo y ancho de lugar.

 

"Esta noche quiero brindar con todos ustedes, por quienes han formado parte en alguna etapa de División Minúscula, quienes han estado con nosotros desde el día uno. Esta canción tiene más de veinte años y esos veinte años se nos han ido como agua, espero que podamos seguir formando parte de ustedes otros veinte años más", mencionaba Blake momentos antes de interpretar "Cursi", una de las canciones más esperadas del recital. 

 

"Luces de la ciudad" y "Préstame tu piel" encaminaban hacia el final del show, "Sognare" llegaba al climax de la noche, seguida por "Me tome una pastilla", canción con la que los músicos salieron del escenario y después de unos minutos tras bambalinas regresó Javier Blake con guitarra acústica en mano: "La verdad es que iba a tocar otra canción, pero desde acá escucho que quieren ‘Sismo’ así que ahí les va", dijo el músico para complacer a los asistentes. 

  

"La última y nos vamos" ponía fin a una noche llena de nostalgia, felicidad y melancolía, que División Minúscula ofreció a sus seguidores: "Muchas gracias por haber sido parte de Fronteras, por permitirnos cantar estás canciones que son suyas en este formato, gracias por estos momentos en los que la vida nos permite estar juntos, gracias por estos veinte años, gracias a todos ustedes", concluyó. 

Comentarios:

Destacado:

+ -