Mundo


Dos años de Trump: gobierno cerrado y furioso por no tener muro

El presidente de EU acusa a Pelosi de estar “paralizada por los izquierdistas”, por no aceptar su plan de usar a los “soñadores” como moneda de cambio para financiar la valla fronteriza

Dos años de Trump: gobierno cerrado y furioso por no tener muro | La Crónica de Hoy

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumplió ayer dos años al frente del país en medio de un cierre de la Administración gubernamental, que no tiene visos de solución, y con duras críticas a los demócratas por no aceptar su plan para financiar un muro en la frontera con México.

Pese a no tener ningún acto en su agenda, el mandatario marcó hoy la actualidad política con una actividad frenética en Twitter, desde donde cargó contra la líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

“Nancy Pelosi y algunos de los Demócratas rechazaron mi oferta ayer (lanzada el sábado) antes de que incluso yo hablara. No ven el crimen y las drogas, sólo ven 2020 (cuando están previstas las próximas elecciones presidenciales). Que ellos no van a ganar”, tuiteó.

Y agregó: “Deberían hacer lo correcto por el País y permitir a la gente regresar al trabajo”.

El sábado, el mandatario ofreció a los demócratas extender por tres años dos protecciones migratorias canceladas por él mismo, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS) —en este caso suspendido sólo para algunos países—, a cambio de financiar un muro en la frontera, lo que fue descartado Pelosi.

“Pelosi: demócrata radical”. Para Trump, la presidenta de la Cámara de los Representantes “se ha comportado tan irracionalmente y ha ido tan lejos hacia la izquierda que ahora oficialmente se ha convertido en una Demócrata Radical”.

“Está tan petrificada por los ‘izquierdistas’ en su partido que ella ha perdido el control... Y por cierto, limpie las calles de San Francisco, son desagradables”, indicó Trump, en referencia al distrito al que representa Pelosi.

La disputa entre Trump y los demócratas por los fondos para el muro ha ocasionado el cierre de la Administración gubernamental, que ayer cumplió treinta días.

“No es una amnistía”. En otro de sus tuits, el presidente aclaró que las medidas que anunció el sábado no son una “amnistía” para los “soñadores”, como se conoce a los beneficiarios de DACA.

“No, la amnistía no es parte de mi oferta. Es una extensión de tres años de DACA. La amnistía será usada sólo en un acuerdo mucho mayor, tanto si es en inmigración o en algo más. De lo contrario no habrá un gran impulso para erradicar a las 11 mil personas adicionales que están aquí ilegalmente. Pero tenga cuidado, Nancy”, advirtió.

Por su parte, varias voces demócratas reiteraron ayer sus reticencias hacia la propuesta de Trump.

La senadora por Nueva York Kirsten Gillibrand que ha anunciado su intención de presentarse como candidata a las elecciones presidenciales de 2020 recordó que fue Trump “quien en primer lugar se deshizo de las protecciones de DACA”.

En manos de la Corte. El caso de DACA se encuentra en manos del Tribunal Supremo, de mayoría conservadora, que debe decidir sobre el futuro de 700 mil “soñadores”, beneficiados por el programa, promulgado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, y que regulariza temporalmente a jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran menores.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -