Mundo


Dos heridos en nuevas protestas contra el régimen de Ortega-Murillo

Dos manifestantes opositores resultaron heridos y una adolescente de 14 años fue detenida este domingo mientras protestaban contra el régimen encabezado por el exlíder sandinista Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo, en el marco de la crisis que vive el país desde abril de 2018.

Dos heridos en nuevas protestas contra el régimen de Ortega-Murillo | La Crónica de Hoy

Disturbios a las puertas de la catedral de Managua.

Dos manifestantes opositores resultaron heridos y una adolescente de 14 años fue detenida este domingo mientras protestaban contra el régimen encabezado por el exlíder sandinista Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo, en el marco de la crisis que vive el país desde abril de 2018.
Un adolescente recibió una bala de goma en la cabeza y el otro la recibió en el costado izquierdo de la espalda, presuntamente disparados por agentes antidisturbios que rodearon la Catedral de Managua, donde un grupo de opositores realizó un plantón de protesta contra la dictadura.
Los opositores, en su mayoría jóvenes y con sus rostros cubiertos, se plantaron en las afueras de la Catedral de Managua, tras finalizar la misa, exigiendo libertad para Nicaragua y gritando consignas contra Ortega y Murillo.
Minutos después, decenas de agentes antidisturbios llegaron a bordo de camionetas y rodearon la Catedral de Managua y desde afuera dispararon balas de goma y canicas, según denunciaron los opositores. Al lugar acudieron socorristas de la Cruz Roja Nicaragüense que asistieron a los heridos.
Súplica del cardenal. En el interior de la catedral, el cardenal de Managua Leopoldo Brenes pidió al gobierno que permita el ingreso de una Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y una comisión diplomática para ayudar a solucionar la crisis, que ha dejado cientos de muertos y decenas de miles en el exilio.
La 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el viernes una resolución en la que pide al gobierno de Nicaragua que permita el ingreso de la CIDH.
Mientras tanto, Murillo calificó el año de protestas de “interrupción breve, oscura, producto de un odio inusitado”.
“Lo sentimos como una eternidad, pero fue poco realmente. ¿Y qué nos probó esos momentos de odio? Nos probó que así no queremos vivir. ¡Que así no vivimos!”, exclamó. A juicio de la temible vicepresidenta, el gobierno ha restaurado “la vida buena en nuestra Nicaragua, la vida segura”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -