Opinión


Economía, talento y conocimiento en el nuevo gobierno

Economía, talento y conocimiento en el nuevo gobierno | La Crónica de Hoy

La economía intermedia tiene una ideología plural, pero quiere trabajar y sus pasiones políticas no le nublan la razón, aunque hay kamikazes, eso sí, que minan acuerdos desde cualquier frente: unos con torpeza, otros con audacia; unos desde la 4T; otros fuera de ella; unos de manera directa, otros con instrumentos perversos que podríamos aglutinar en un nombre emblemático: Método Roz.

Para explicar a qué le llamo Método Roz, permítame ponerlo en contexto con una cita de Pixar Wiki. “Roz es un personaje de Monsters, Inc. y Monsters University. Ella es un monstruo con forma de caracol que tiene un penacho de color blanco y gris, el pelo en punta en la parte superior de la cabeza, lleva una chaqueta de color rojo oscuro y anteojos negros con montura de carey. Ella está constantemente con el ceño fruncido.”

Pero esta definición no dignifica la esencia del personaje. La caracolita representa al burocratismo. Un sistema de control que para fines explicativos clasificaremos en Método Roz Prianista y Método Roz 4T.

El Método Roz Prianista probó su sonado fracaso por inoperante. Cada que era posible cambiaban algún procedimiento, que a su vez tenía que adaptarse a la estructura dependiente de los recursos fiscales en turno, que año tras año, y a veces con más rapidez, hacía “reingenierías de procesos” (que en realidad eran burdas talachas) que iban y venían, pero en términos de resultados no pudo evitar boquetes y escándalos de corrupción que se evidenciaron en monstruosos desvíos de recursos públicos.

Tras la elección presidencial, con un país en bancarrota, atrapado en medio de una deuda enorme, que creció con desmesura el sexenio anterior, sin que ello supusiera significativos avances en el crecimiento del país, se impuso el Método Roz 4T. Idealmente yo lo rebautizaría como Método Roz 4T transicional. Porque la 4T tiene que transitar a un modelo eficiente de administración pública para impulsar la economía externa y sobre todo interna e incorporar a un poderoso batallón de nuevos o experimentados agentes, que ya tienen soluciones precisas a problemas específicos, pero requieren de canales e interlocutores más eficaces: ¿cómo le hace? subiéndose las mangas.

Durante las mesas de negociaciones de la huelga universitaria: ¿dónde estuvo la gestión de la Secretaría del Trabajo? En la mesa sólo había un amable y cansado señor que no propuso nada, no matizó nada, no trajo a colaboradores de esa secretaría u otros dominios para aportar ideas a controversias específicas y contribuir a la construcción de un diálogo que por muchos momentos parecía de sordos.

“Superado” el conflicto, desde luego que la universidad no regresó a ninguna normalidad porque la crisis de la UAM y de otras IES estaba incubada desde antes de la huelga: no es meramente académica, no es meramente sindical, no es meramente de los “órganos unipersonales”, no es meramente de una administración con operaciones y personal altamente burocratizado: es de todo eso un poco.

Las medidas de ahorro del gobierno federal son austeras pero requieren brecha y funcionarios haciendo su chamba en campo, no sólo desde un escritorio improvisando ocurrencias. Desde este paradigma debería funcionar la 4T con programas todo terreno que tienen que ser consecuentes con un control que fiscalice los gastos de forma eficiente, pero menos tortuoso y con el camino y los agentes facilitadores de ese camino con las dos primeras brechas abiertas y con buenos macheteros. Sólo así se abrirá paso el conocimiento, tanto el que se queda entre muros, como el talento de los egresados con proyectos innovadores que se formaron en universidades con vocación de servicio social en la peores épocas. Para ellos éste es su momento y su tiempo. Si el gobierno no genera sinergia y nos quedamos en el modelo Roz 4T por seis años, la sociedad hará su parte.

En otras palabras, México no se va a venezualizar, pero se puede burocratizar más y los anticuerpos contra ese peligro tienen que proliferar.

 

dgfuentes@gmail.com
Twitter: @dgfuentess

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -