Metrópoli


Edomex devuelve favor a CDMX: recibe capitalinos que no alcanzan hospital

La crisis de camas COVID en la capital ha revertido el flujo de pacientes que fue, durante meses desde Edomex hacia hospitales de la capital. Ahora los mexiquenses han entrado al quite para salvar cientos de vidas que no lograban lugar para ser atendidos

Edomex devuelve favor a CDMX: recibe capitalinos que no alcanzan hospital | La Crónica de Hoy

El envío de paciente COVID de Edomex a hospitales de la capital ha sido habitual durante toda la pandemia, pero ahora ese flujo se ha invertido por una razón dramática, la imposibilidad de asignar una cama de hospital a capitalinos gravemente afectados por el coronavirus. Con un margen de acción reducidísimo, apenas de por ciento de las camas hospitalarias en la CDMX disponibles, el Edomex es ahora la entidad que recibe chilangos cuya vida peligra por haberse contagiado del nuevo virus.

Los nosocomios mexiquenses han recibido en 2021 un total de 611 capitalinos para darles la oportunidad de salvarse (probablemente son muchos más, pues las cifras oficiales se actualizan con mucha lentitud). La coordinación por radio de las ambulancias está optando por este traslado interestatal para evitar que pacientes mueran esperando camas frente a una instalación de la Ciudad de México. El ritmo estimado al que puede llegar este flujo de pacientes capitalinos a hospitales mexiquenses, de acuerdo a lo que muestran los datos oficiales, es de cien trasladados semanales.

El Estado de México llegó a remitir hasta 2 mil pacientes a la capital del país por razones de derechohabiencia (por ejemplo, asegurados del IMSS que viven en municipios conurbados, pero trabajan en la capital), y ahora la entidad que gobierna Alfredo del Mazo Maza se ve en oportunidad de devolver el favor. Después de la etapa crítica de abril-mayo, cuando también el flujo interestatal de pacientes fue muy dinámico, la cifra de residentes de la CDMX que eran redirigidos a hospitales mexiquenses llegó a los 30 semanales (otra vez por razones de derechohabiencia o familiares), pero esta cifra se triplicó rapidamente desde diciembre.

Los tiempos de espera para asignación de una cama COVID en la capital se han incrementado hasta las 12 horas, demasiado para casos graves de COVID. En septiembre se había logrado que este tiempo de espera rondara dos horas.  

Información del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la CDMX (C5) al que Crónica tuvo acceso, hace ver esta situación, además de que el sistema de salud de Edomex ha confirmado a nuestro diario que el flujo de pacientes desde la capital está activo prácticamente desde el primer día del año. No se trata de cantidades exorbitantes de pacientes, sino de decenas o acaso centenas, pero son justamente los enfermos graves que no pueden ser recibidos. Son vidas que pueden ser salvadas por ese traslado interestatal.

En el C5 capitalino se reporta que aún hay rechazos a esta opción “por lo lejos” o porque la familia simplemente prefiere esperar a que haya lugar en la capital del país. Esta situación es poco recomendable para el paciente, pues hay reportes de muerte de pacientes a la espera de un lugar en hospitales de la capital.

“No quieren ir a los hospitales del Estado de México, nos dicen que se esperan, dejan pasar la oportunidad y cuando les hablamos al otro día, nos dice su familiar que ya murió…”, relata a uno de los operadores del C-5 que a diario está atendiendo llamadas de familiares o de las personas con Covid que, desesperados, buscan una cama donde puedan ser atendidos.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -