Bienestar


El asma entre las 10 primeras causas de atención en los servicios de urgencias en México

La Jefa del Servicio de Neumología del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga señaló que se debe sobre todo a la falta de diagnóstico acertado y un adecuado control de las personas que padecen esta enfermedad

El asma entre las 10 primeras causas de atención en los servicios de urgencias en México | La Crónica de Hoy

En todo el mundo existen alrededor de 334 millones de personas con asma, el problema para ellos es que muchas veces no son diagnosticados de manera correcta ni reciben el tratamiento adecuado. 

En nuestro país, el asma se ubica dentro de las primeras 20 causas de enfermedad y del total de casos registrados, cerca del 30 por ciento se presenta en el grupo de 5 a 14 años de edad.  

Al respecto, la doctora Catalina Casillas, Jefa del Servicio de Neumología, del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, dependiente de la Secretaría de Salud, señala que el asma es una de las 10 primeras causas de atención en los servicios de urgencias y de consulta externa en México, debido, sobre todo, a la falta de diagnóstico acertado y un adecuado control de las personas que padecen esta enfermedad, siendo los niños la población más afectada.  

Cabe mencionar que ante los altos niveles de prevalencia en todo el mundo, el asma ya es considerado un problema de salud pública, sin embargo, lo relevante de este padecimiento es que con el tratamiento adecuado y el apego necesario esta enfermedad puede ser controlable al 100 por ciento, y con ello llevar a estos pacientes a una vida prácticamente normal, sin que tengan accesos que los lleve en casos extremos a pérdida de control en la respiración por el cierre de los bronquios.  

En México este padecimiento afecta al 7 por ciento de la población general, sin embargo, niños y adolescentes la prevalencia puede incrementarse hasta un 12.5 por ciento. El asma puede ser leve o llegar a niveles en los que interfiere en las actividades diarias de las personas y en casos graves conducir a ataques mortales. 

El asma se caracteriza por la dificultad para respirar y pueden presentarse dolor en el pecho, tos o sibilancia. En estos pacientes, las vías respiratorias de una persona se inflaman, estrechan y comienzan a producir mayores cantidades de mucosa, lo que dificulta la respiración.  

La especialista refiere que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce al asma como un padecimiento de suma importancia en la salud pública, y pese a ello, es de las enfermedades que se diagnostican y tratan menos de lo que se debiera. 

El asma, es un padecimiento crónico inflamatorio de las vías respiratorias, con lo que el impacto que produce el alto uso de medicamentos “de rescate”, es decir, aquellos que de manera urgente ayudan al paciente  a que sus bronquios se abran y pueda volver a respirar prácticamente de manera inmediata, pueden tener consecuencias en la vida de quienes la padecen, debido a que estos medicamentos están asociados a factores como: un mayor riesgo de ataques de asma (exacerbaciones), hospitalizaciones, visitas a las áreas de urgencias, así como una disminución de la función pulmonar, e incremento en la respuesta alérgica e inflamatoria de las vías respiratorias y todo esto puedo conducirlos a la muerte.  

En este sentido, el doctor Francisco Cuevas, Jefe del Departamento de Neumología y Cirugía de Tórax, del Instituto Nacional de Pediatría advierte que el tratamiento inapropiado en personas que padecen asma puede llevarlos a la muerte, de ahí la importancia de un correcto manejo de la enfermedad basados en un diagnóstico certero y un tratamiento adecuado, aunado al hecho de la importante  labor médica en materia de educación del paciente para lograr un buen control y entendimiento de la enfermedad.  

El especialista compara que el asma, en cuanto a número de fallecimientos, no alcanza los mismos niveles que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) u otras enfermedades crónicas, por ejemplo, sin embargo, sigue siendo peligrosa alcanzando en casos lamentables la muerte, si no se utilizan los medicamentos adecuados o no se cumple el tratamiento prescrito.  

El doctor Francisco Cuevas sostiene que la buena evolución en el tratamiento del asma tiene mucho que ver con un adecuado conocimiento sobre la enfermedad, para mantenerla bajo control y disminuir los riesgos al evitar un uso excesivo de medicamentos de rescate, ya que el tratamiento farmacológico, no es la única forma de controlar el asma, siendo un factor clave la educación sobre este padecimiento para evitar así sus desencadenantes -estímulos que irritan e inflaman las vías respiratorias- lo cual se logra a través de apoyo y acompañamiento médico, para aprender y concientizar qué desencadenantes se deben evitar, como puede ser el polen, el polvo, la contaminación, así como identificar aquellos alimentos que pudieran conducir a algún episodio asmático y evitarlos, a fin de lograr un buen control de su padecimiento.

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -