Nacional


El Banco del Bienestar abrirá 13 mil módulos básicos en zonas poco comunicadas

Recursos. Armando Martínez, directivo de la institución financiera, pide a Hacienda presupuesto para desarrollar el proyecto. Plan. El costo unitario sería de $150 mil y serían como los módulos que se ven en los centro comerciales, dice a Crónica

El Banco del Bienestar abrirá 13 mil módulos básicos en zonas poco comunicadas | La Crónica de Hoy

(Primera Parte)

 

En 2020 el Banco del Bienestar (antes Bansefi) manejará el 100 por ciento de los recursos destinados a programas sociales del gobierno federal, aseguró en entrevista con Crónica Armando Martínez, director general de Banca Social.

En la actualidad, la institución sólo participa en la entrega del 6 por ciento de los apoyos…

Conforme al proyecto presidencial, este banco requiere de 13 mil sucursales, y hoy sólo cuenta con 433 para servicio al público.

La apuesta, señaló el funcionario, será la instalación de módulos básicos, cuyo valor unitario de montaje ronda los 150 mil pesos. Si se considera el número aludido por el Ejecutivo, se trata de una inversión cercana a los 2 mil millones de pesos.

“Al principio se había hablado de kioskos, pero ya definimos que nuestro esquema será el de módulos, como los cubículos que se ven en los centros comerciales, con la imagen institucional, donde habrá una ventanilla y una persona que dará atención no sólo en la entrega de apoyos, sino en servicios, porque a la par estamos trabajando en inclusión y educación financiera: cuentas de ahorro, microcréditos”.

¿Dónde estarán ubicados?

—En las localidades que se convertirán en centros  integradores de servicios, un plan que está llevando a cabo la Secretaría del Bienestar; la prioridad es instalarlos donde no hay infraestructura.

¿Qué incluyen esos 150 mil pesos?

—Hablamos de módulos básicos, de la cajita, por decirlo de alguna manera, porque se debe contabilizar por separado todo lo que lleva: computadoras,  cámaras de vigilancia, caja fuerte, mobiliario, papelería, insumos... Y también debemos ver cuánto nos costará llevar el dinero y el tema de la conectividad.

¿Cuál será el presupuesto total?

—Aún no lo tenemos, lo estamos trabajando con la mira puesta en los 13 mil módulos; se modificará de acuerdo con la capacidad y velocidad de los proveedores a contratar. Tenemos que ver el personal, el traslado de valores, nuestra Secretaría de Finanzas está trabajando en el modelo, además, no todo se necesita para un día, deberá ser gradual y recurriremos a la Secretaría de Hacienda para decirle: ésta es la necesidad.

¿Y está en la sintonía el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a todo el presupuesto requerido? Porque él siempre ha hablado de hacer más con menos.

—Entiendo que sí lo está, su instrucción es apoyar el proyecto con los recursos que se requieran, evidentemente no será una caja abierta, pero deberá haber respaldo. Se necesita concretar esto en el menor tiempo posible.

—Pero el presupuesto que se otorgó este año al Banco y lo que se vislumbra destinar para 2020 es prácticamente lo mismo, sería imposible hacerlo todo con la misma partida…

—Eso lo estamos viendo en la parte de Finanzas, y cuando se tenga el número exacto y la programación, tendremos que voltear a Hacienda y al Presidente para decir: esto costará el llegar a estos puntos a tal velocidad. Hay una planeación, los recursos son limitados, y se tendrán que tomar decisiones para cumplir con el propósito.

Con el tema de la austeridad, pudiera haber resistencias, jaloneos, una respuesta negativa: no hay dinero…

—Ya lo veremos en el camino, los recursos se irán utilizando de manera paulatina para llegar a la meta.

¿Entonces está el compromiso de cumplir?

—Es la instrucción que tenemos,  es para lo que estamos trabajando.

Trece mil módulos, ¿en cuánto tiempo?

—La instrucción presidencial es lo más pronto posible, cerraremos este año con todo y 2020 será el año en el que tendremos que tener esta presencia. Ya revisamos el modelo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la figura del módulo está regulada en la circular única de la institución.

Cuando hablamos de estos 13 mil puntos, ¿ya están contemplando que todos los beneficiarios deberán tener sus  tarjetas bancarias listas para retirar el apoyo en un cajero?

—Hoy, gran parte ya lo hacemos de esa forma: tres millones de beneficiarios ya es por tarjeta, sin ninguna mano de por medio y sin ningún costo adicional. Y la apertura de cuentas bancarias es lo que debemos aprovechar, para que las personas puedan ahorrar, tener acceso a un crédito.

¿Está el banco preparado en infraestructura y personal para llegar al objetivo?

—El banco, ya como del Bienestar, se creó en julio de este año, y se ha venido trabajando en la parte de sistemas, operación, hoy estamos preparándonos para llegar a ese propósito, en especial el área de sistemas, para ser competitivos con el resto de las opciones bancarias, aunque sí nos faltan ciertos ajustes…

¿Cómo cuáles?

—La parte tecnológica, de la que ha adolecido el banco durante toda su historia: la banca electrónica, la móvil, el CoDi (plataforma para el cobro digital), que estamos trabajando para tenerlo en enero, y que nos ayudará en las comunidades a disminuir el uso de efectivo.

¿Se puede entonces con lo que se tiene?

—Necesitamos crecer, es una obligación para operar con éxito 13 mil módulos, y es muy importante para el Presidente la velocidad. Requerimos infraestructura, inversión para los módulos, para los sistemas, conectividad, personal de atención. Es un gran reto…

Comentarios:

Destacado:

+ -