Cultura


El códice Starbuckstlán plantea un relato fundacional de nuestra sociedad, dice Santiago Robles

El códice Starbuckstlán plantea un relato fundacional de nuestra sociedad, dice Santiago Robles | La Crónica de Hoy

“Si dejamos lo que constituye nuestra identidad guardado en un museo o en un cajón, esa historia deja de ser parte activa de nuestro presente, deja de tener sentido. Lo que el códice Starbuckstlán plantea es una interpretación actual de un relato fundacional de nuestra sociedad”, dice el artista visual Santiago Robles en entrevista por el volumen gráfico “Códice Starbuckstlán”, edición facsimilar en risografía (sistema de impresión digital de alta velocidad) realizado por la Sociedad Anónima de Reproducción Autogestiva (SARA). 

Basado en el Códice Azcatitlán (mediados del siglo XVI-finales del siglo XVII) y el Códice Boturini (primera mitad del siglo XVI), que narran la migración Mexica –desde la partida de Aztlán hasta la fundación de Tenochtitlán en la cuenca de México-, Robles concibe esta serie gráfica conformada por 22 piezas unidas entre sí como una reflexión en torno a la formación del poder centralista en México desde un punto de vista histórico, económico y político. 

“Lo concibo como visión híbrida sobre la globalización: es una metáfora que explica cómo las marcas comerciales y redes sociales han operado nuestras vidas en muchos sentidos. En la época en que estamos dejamos de concebir plenamente lo que consideramos nuestro y lo que consideramos ajeno. La fundación de México la consideramos parte –mentalmente- de nuestra cultura, sin embargo, hoy en día, con las fronteras comerciales abiertas, suelen surgir muchas preguntas en torno a qué elementos conforman nuestras múltiples identidades”, explica el autor. 

Señala que los materiales con los que conformó este nuevo Códice son un aspecto importante de la reflexión que quiere suscitar, pues establecen un vínculo entre los medios de producción del pasado y del presente globalizado.  

“El códice Starbuckstlán original está realizado con el tinte de la grana cochinilla, que es rojo y era importante para los mexicas porque incluía una relación con el dios Tezcatlipoca, que otorgaba valor en las batallas; pero también está realizado con pintura acrílica, que en muchos sentidos es reflejo de nuestra época: sintética, se produce masivamente y seca rápido, ofrece resultados inmediatos”, comenta, y subraya que esta composición implica perspectivas distintas sobre la labor de creación y visiones contrarias del mundo: una que es armoniosa con la naturaleza y otra que pone la pone al servicio del humano. 

Aúnado a una investigación sobre las repercusiones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, Robles utiliza íconos que el estado mexicano oficializó hace casi un siglo para definir la identidad nacional y los yuxtapone con figuras que han sido sacralizadas por el poder económico, de manera que las interpretaciones posibles son variadas y dependen en gran medida  del lector y su bagaje cultural. El volumen incluye un código QR con el cual se accede a un recorrido audiovisual del códice para ayudar en su lectura. 

La edición consta de 60 ejemplares, 20 en edición especial numerada y firmada por el autor.  Disponible a través de Instagram de la Sociedad Anónima de Reproducción Autogestiva.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -