Mundo


El cómico antisistema Zelenski, arrasa en las presidenciales de Ucrania

Su rival, el presidente Petró Poroshenko reconoció su derrota en pleno recuento, cuando el candidato opositor alcanzó el 73 por ciento de los votos.

El cómico antisistema Zelenski, arrasa en las presidenciales de Ucrania | La Crónica de Hoy

Zelenski celebra su aplastante triunfo. Poroshenko, tras reconocer su derrota.

El comediante ucraniano Volodímir Zelenski arrasó ayer en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania, con su discurso antisistema y su falta de experiencia en política. Su rival, el presidente Petró Poroshenko reconoció su derrota en pleno recuento, cuando el candidato opositor alcanzó el 73 por ciento de los votos.

“Como aún no soy oficialmente presidente, me dirijo como ciudadano ucraniano a todos los países postsoviéticos. Mírennos. Todo es posible. ¡Gracias a Dios!”, dijo un eufórico Zelenski, un actor de 41 años que se hizo famoso en la televisión con su programa satírico El siervo del pueblo, en el que interpretaba a un profesor rural que acaba siendo elegido presidente después de que su acalorada diatriba contra la corrupción se vuelve viral.

RESULTADO HISTÓRICO. Zelenski logró un resultado histórico, puesto que ganó en todas las regiones del país y en todas y cada una de las provincias, excluidas las dos más occidentales —que son Lvov e Ivano-Frankovsk— , cuna del nacionalismo ucraniano y partidarias de mantener las hostilidades con Moscú.

En el este rusoparlante, de donde es Zelenski originario, la victoria del actor fue aplastante, ya que sumó casi el 90 por ciento de los votos.

Poroshenko, que fue aupado al poder por la revolución del Maidán que derrocó al prorruso Víktor Yanukóvich en 2014, no tardó en admitir su derrota, aunque advirtió a renglón seguido de que la victoria de su rival será celebrada en el Kremlin. Mientras, Zelenski prometió que su prioridad “número uno” en el cargo será el cese de los combates y, consecuentemente, el fin de la guerra entre el Ejército ucraniano y las milicias prorrusas en el este del país.

“Tenemos que frenar los disparos para que nuestros chicos dejen de morir”, proclamó.

Aunque catalogó de “enemigo” al presidente ruso, Vladimir Putin, durante la campaña se mostró dispuesto a dialogar con él para lograr la paz en las dos provincias rebeldes donde los rusos son mayoría.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -