Opinión


El credo de Nicea

El credo de Nicea | La Crónica de Hoy

CARD. CARLOS AGUIAR RETES:

+Sacerdotes condenados a

una castidad contra natura

Frédéric Martel, periodista

 

 

Quiero pedirle, cardenal, que comparta con los lectores de este espacio, el impacto que le provocó el sacerdote católico Carlos López Valdés al entonces púber Jesús Romero Colín, a quien violó hace más de 20 años y hace cuatro escasos días el hoy adulto Romero Colín tuvo el valor de revelar a El Universal con estas palabras:

En ese momento sentí como si Dios estuviera abusando de mí…

Quizá ni usted ni yo volvamos a conocer el sentimiento de otro de los millones de víctimas de sacerdotes violadores que hay en el planeta; y prefiero que así sea, pues creo que ya tuve suficiente con conocer la carga anímica que Romero Colín lleva en su mente y jamás podrá olvidar, aunque haya logrado superarla.

Coincidiendo con el encuentro mundial de altos prelados de la fe católica para aniquilar el grave problema de los sacerdotes pederastas que esa Iglesia sufre en todo el planeta y que el papa Francisco organizó en El Vaticano, el viernes pasado reproduje aquí el anuncio anticipado del sociólogo y periodista francés Frédéric Martel de un libro que escribió y tituló Sodoma. Poder y escándalo en el Vaticano, que salió a la venta junto con el evento al que seguramente usted también asistió, con revelaciones tan graves como la de que, hoy por hoy, quienes integran la burocracia vaticana en un 80 por ciento son homosexuales; una situación que fue creciendo a lo largo de las décadas del siglo XX y en las que van del XXI, sin que los antecesores de Francisco hicieran algo para frenar esa ­corriente.

Bueno, pues eso se acabó  con el final del encuentro de ayer. La coincidencia del libro de Martell con el evento que convocó Francisco, no fue una casualidad sino un hecho así planeado  por el Papa con el periodista. El papa Francisco desea que ese libro sea leído por todos los católicos, para que conozcan la forma como durante mucho tiempo se estuvo permitiendo y propiciando el incremento de la homosexualidad entre el sacerdocio en todos sus niveles. Hasta en el Vaticano mismo, la sede de la Iglesia Católica Apostólica Romana…

El Papa fijó ocho ámbitos en los que se centrará la Iglesia, especialmente las conferencias episcopales, para combatir el problema. Lo más concreto fue la formación y análisis psicológico de los futuros seminaristas y el refuerzo de las líneas de prevención en las conferencias episcopales. La aplicación de parámetros que tengan valor de normas y no sólo de orientación. Ningún abuso debe ser jamás encubierto ni infravalorado (como ha sido costumbre en el pasado), porque el encubrimiento de los abusos favorece que se extienda el mal y añade un nivel adicional de escándalo. De modo particular, desarrollar un nuevo y eficaz planteamiento para la prevención en todas las instituciones y ambientes de actividad eclesial.

 

Gmail.com: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -