Opinión


El diálogo entre una poeta y un científico

Como antesala del diálogo que sostendrán la poeta y escritora Malva Flores y el colegiado Antonio Lazcano en el ciclo "Los viernes de la evolución", El Colegio Nacional ofrece una entrevista con la autora de "Galapagos" para los lectores de "Crónica"

El diálogo entre una poeta y un científico | La Crónica de Hoy

Con motivo del diálogo que sostendrán la poeta Malva Flores y el biólogo Antonio Lazcano Araujo, como parte del ciclo Los viernes de la evolución, conversamos con la autora de Galápagos (era, 2016) para conocer cómo es que la mirada biológica se entreteje con la poética para poner sobre la mesa que Galápagos no sólo es tesoro natural para los científicos.

La escritora Malva Flores.

A Malva Flores, hija de padres científicos, le encantaría conocer las Islas Galápagos, pero confiesa que los ejercicios de imaginación de la mano de la lectura siempre ayudan a conocer lugares que uno nunca ha visto. “La lectura es indispensable, si uno lee cosas sobre un lugar puede también imaginar y creo que esto es una función de la literatura”.

—Antonio Lazcano Araujo dijo en alguna de sus conferencias que las Islas Galápagos tienen una historia literaria muy compleja. Cita, por ejemplo, a Herman Melville. ¿Qué podemos encontrar en este lugar que sigue atrayendo, además de a científicos, a escritores y poetas como usted?

–A mí me parecía muy interesante plantear una metáfora del mundo de la literatura, del mundo de las letras, lo que se llama la república de las letras, haciendo una metáfora donde esa república estaría representada por las Islas Galápagos. Pues es un lugar donde hay una isla central y ocurren distintas cosas.  Eso pasa en mi libro, pero me interesaba sobre todo entender que, como en el caso de la evolución (ya sabemos que Darwin visitó las Islas Galápagos), ocurre siempre a través del azar. Entonces, dentro de la historia que yo planteaba en la poesía me interesaba averiguar sobre las cosas azarosas que ocurren, y entonces lo planteé como la llegada de un individuo —que es la voz poética—; una llegada azarosa a las Islas Galápagos que encuentra y describe a sus habitantes, viéndolos como distintas especies.”

—En su libro Galápagos, cuando habla de esta voz poética, que hace referencia a Darwin, a “este sabio de las barbas largas”, quien también tras conocer este lugar se inspiró para su obra El origen de las especies, ¿busca tener un diálogo con el naturalista inglés?

–Bueno, sí, yo leí por supuesto el libro de Darwin sobre las Islas Galápagos, sobre su viaje, cómo llega, lo que va encontrando y que por cierto es muy distinto a lo que yo imaginaba sobre cómo eran las Islas Galápagos. No una selva, como yo podía haber imaginado de niña, sino que era un lugar rocoso, poco habitado, etcétera. Pero, quizá, quien mejor lo describe, desde el punto de vista que yo lo trato de plantear en mi libro, es Herman Melville, otro autor que escribió sobre las Galápagos una obra que se llama Las Encantadas.”

—Este diálogo entre la literatura y la ciencia es parte de lo que veremos en la sesión Las Islas Galápagos: un diálogo entre una poeta y un científico, a realizarse el próximo viernes 6 de julio, en donde charlará con el doctor Antonio Lazcano Araujo.

–Pues es probable. Estoy emocionada porque no sé qué va a ocurrir. Pienso que es interesante, Antonio Lazcano es un sabio y un gran conocedor del tema. Un día me habló por teléfono, me dijo que había comprado mi libro Galápagos y que quería que platicáramos y le dije que sí, que con mucho gusto. Yo escribo poesía. Algo bueno tiene que salir de ahí.”

Antonio Lazcano.

—¿Considera que la literatura, y en particular la poesía, pueden ayudar a que se entienda de una manera más cercana el quehacer científico?

–Mis dos padres fueron científicos, entonces yo tengo una cercanía incluso mayor con los científicos que con los escritores. Creo que la literatura es un arte autónomo, pero que necesita de las cosas de la vida y no hay nada como la evolución para hablar de la vida. Entonces, en ese sentido, creo que la literatura sirve para que nosotros busquemos otros espacios que están fuera de nuestro entorno y si esos espacios han sido visitados, entendidos, estudiados por los científicos, debe haber una relación que los reúna.”

Las Islas Galápagos: un diálogo entre una poeta y un científico, como parte del ciclo Los viernes de la evolución organizado por El Colegio Nacional, se transmitirá en vivo el viernes 6 de agosto a las 6:00 p.m. a través de las plataformas digitales de la institución.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO

+ -