Opinión


El Gandhi de Macuspana

El Gandhi de Macuspana | La Crónica de Hoy

AMLO perdió la batalla de Culiacán en el terreno; la quiere ganar en los medios.

Una vez que las fuerzas federales salieron de la capital de Sinaloa con la cola entre las patas, el Presidente comenzó a operar en los medios. Está echando toda la carne al asador para transformar esa humillación en un gesto de humanismo sin par. López Obrador ya no quiere ser  Benito Juárez, ahora aspira a ser Gandhi.  Eso tenemos.

Como es hábil, miente con aplomo, tiene muchas herramientas de difusión y los periódicos están implorando por algo de publicidad gubernamental y no quieren hacer mucho ruido, igual y se sale con la suya y podría pelear el Nobel de la Paz el año que entra, o algo así.  Es un operativo de control de daños tramposo. Él es un humanista y sus adversarios, “los conservadores”, querían una masacre en Culiacán. ¿Tiene pruebas para decirlo? ¿Quiénes son esos conservadores que querían cientos de muertos?  Es muy probable que se salga con la suya,

Lo malo es que el problema del crimen organizado y del desgaste de la paciencia y la reputación del Ejército avanza y nos dará muchos sustos. Se acerca una era de turbulencias, de sobresaltos, incluso institucionales. Los soldados están furiosos y con razón. Lo verdaderamente grave de la transformación de López Obrador en el alma grande de Tabasco es que puede impedir que todos los errores que salieron a flote en Culiacán, y antes en Iguala y antes en Aguililla en lugar de corregirse se agraven. La principal diferencia entre Gandhi y AMLO es que aquél quería librarse del dominio británico sin recurrir a la fuerza, y Andrés Manuel es el jefe del Estado mexicano y tiene la obligación de defender a los ciudadanos con la fuerza legítima del Estado. No es opcional, es su obligación.

Y entonces, embelesados con el gran corazón del líder, la estrategia gubernamental seguirá sin cambios. Hace casi un año recibieron un tiradero en materia de seguridad y así sigue, todo tirado o peor. Pero si alguien le dice al Presidente que hay que hacer correcciones, entonces se trata de un conservador que disfruta de las masacres.  Una análisis serio de lo ocurrido ese día fatal en Culiacán, podría ayudar a hacer ajustes. Sigo pensando que los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina  Armada son soldados profesionales de alto nivel. Hago votos porque los devaneos humanistas de su jefe no les cubran los ojos y los dejen de brazos cruzados. La ciudadanía merece una explicación de lo sucedido, comenzando por la mecánica de los acontecimientos, que todavía nos la deben. 

Los ciudadanos merecen saber, por ejemplo,  ¿cuál fue el papel de la DEA y en general del gobierno de EU en este episodio? También hay que conocer ¿cuál fue con exactitud el cambio de rehenes de soldados por el hijo del Chapo, cuántos hijos del Chapo detuvieron y soltaron? Urge conocer ¿cómo es que la unidad habitacional de los familiares de los soldados fue parte del canje? Tener a los familiares de los solados en la zona en la que operan es un riesgo altísimo. El gobierno estatal y el municipal guardan silencio.  Quedó en evidencia que el estado y la ciudad viven una paz narca. ¿Dónde esconden los narcos sus grandes camionetas y colosales ametralladoras? ¿ El personal de nueva agencia de Inteligencia del Estado mexicano se tomó un años sabático?

Lo que sigue es que AMLO se vuelva vegano y obligue a todos a tomar clases de yoga en Palacio Nacional.

 

jasaicamacho@yahoo.com
Twitter: @soycamachojuan

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -