Mundo


El gobierno desató “una persecución fascista”

El gobierno desató “una persecución fascista” | La Crónica de Hoy

Congresistas del Partido Aprista Peruano (PAP), del expresidente Alan García, quien se suicidó ayer de un disparo en la cabeza con un arma de fuego cuando iba a ser detenido por orden judicial, culparon a la Fiscalía por la trágica decisión de su líder.

Las primeras declaraciones de los líderes apristas volvieron a denunciar una persecución en su contra. Sus partidarios convocaron a una concentración en la Casa del Pueblo, sede del partido.

El congresista Mauricio Mulder describió el suicidio de García como “un acto de honor” y criticó a las autoridades judiciales del país sudamericano por encabezar “una persecución fascista” y “enfermiza”. “La historia de sus biografías quedará escrita en páginas muy escondidas y letras muy pequeñas”, agregó.

Por su parte, el excanciller Luis Gonzales Posada acusó a la Fiscalía de querer apresar arbitrariamente a políticos sin un debido proceso, y la excongresista y exministra del Interior Mercedes Cabanillas coincidió en acusar al Ministerio Público de abusar de su autonomía para perseguir a personajes como García. “Es el resultado de un pérfido, malévolo y abusivo atropello de una Fiscalía que puede meter preso a quien le da la gana”, manifestó el también excongresista.

Tras conocerse la situación, grupos de militantes apristas llegaron hasta las afueras del hospital y protagonizaron altercados con la policía mientras acusaban a la Fiscalía y a medios de comunicación de haber presionado a Alan García con sus denuncias.

En tanto, la excongresista y exministra del Interior, Mercedes Cabanillas, coincidió en acusar al Ministerio Público de abusar de su autonomía para perseguir a personajes como García y “encubrir” a otros como la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, quien también está siendo investigada por el caso Odebrecht en Perú.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -